Archivos de Categoría: Categoría Blog 1

CORAZÓN TRANSFORMADO.

Mucha gente no entiende lo que pasa en Medjugorje ¿Porqué cuando estos 50000 jóvenes vuelven a sus casas, a sus 80 países de origen, muchas cosas comienzan a cambiar?

El secreto de Medjugorje.

El celebrante de la misa (3 de agosto), Visitador apostólico Monseñor Hoser, comenzó su homilía presentando este festival como un momento de encuentro y conocimiento, con Dios, con otras personas, con uno mismo, pero especialmente con este lugar. Medjugorje es una realidad intensa, un misterio, una experiencia profunda que ocurre en el mundo del Espíritu, en lo más profundo de cada ser humano que se acerca a este lugar, EN EL CORAZÓN.

En la vida encontramos bien y mal, realidades a las que los corazones humanos son sensibles, muy especialmente los corazones jóvenes.

El corazón es ese lugar de la persona donde se produce una batalla, muchas veces cruenta, entre lo bueno y lo malo. Medjugorje no es una excepción, también requiere de armas espirituales, de tiempo de silencio, de oración, de meditación, de penitencia y ayuno, porque la realidad de la vida no pasa, si no que permanece y se hace todavía más clara a la Luz de Dios que tan intensa brilla en este lugar.

La espiral del pecado.

En el evangelio se nos muestra una de estas batallas donde el mal trata de vencer al bien, la escena de la muerte de San Juan el Bautista (Mt 14, 1-12). Esa muerte es el resultado de una secuencia de pecado, una espiral del daño donde muchas veces nos vemos envueltos. La Soberbia y ostentosidad de la celebración de herodes, la lujuria ante el baile de Salomé y la venganza por parte de Herodías ante las denuncias del profeta sobre su pecado.

Casi sin darnos cuenta estamos continuamente inmersos en esos ciclos de pecado. Pecado tras pecado, el corazón que era sensible se va endureciendo, se va formando una coraza que transforma el corazón de carne, capaz de alegrarse por el bien y denunciar el mal, en un corazón de piedra (aquellos que han sufrido por el pecado de otros o se han abandonado al mal), incapaz de conmoverse, de amar y dejarse amar.

Para salir de estos bucles de mal hay tres cosas muy útiles,  nos dijo Hoser en su homilía: La oración, el ayuno (la renuncia) y la capacidad de compartir.

Límites.

Pero la mejor forma de acabar en nuestra vida con estas espirales de daño, a nosotros mismos y a los demás, es no entrar en ellas aprendiendo a respetar los límites. Desgraciadamente LÍMITE es una palabra que está muy poco de moda en nuestra sociedad, especialmente entre la juventud que soñando con una mayor libertad rechazan cualquier barrera para acabar encerrándose en oscuras celdas de soledad, dolor y decepción.

Los límites morales los encontramos en el respeto de la libertad de los demás, pero en el cristianismo los límites los ponen claramente los mandamientos de la ley de Dios «AMAR A DIOS SOBRE TODAS LAS COSAS Y AL PRÓJIMO COMO A UNO MISMO.» (Cf. Mt 22, 36-40). Muchos Cristianos ven los mandamientos como una mesa de tortura, o una camisa de fuerza, pero nada más lejos de la realidad. El Dios Cristiano es creador, nos ha hecho a su imagen y semejanza y es el que nos da los mandamientos. Ese Dios Amor sabe perfectamente lo que es bueno y malo para ti ¿Cómo pensar entonces que los mandamientos no tienen sentido? Dios los escribió en piedra, porque es el material que más perdura, cómo señal de que esas «prohibiciones y obligaciones» no pasan y son lo mejor para los hombres de todos los tiempos. Son algo así como las indicaciones de tráfico, decía Hoser, que nos marcan el camino y aseguran la llegada al Cielo.

Pero no nos engañemos, a todos nos da por saltarnos el límite de velocidad o un semáforo en ámbar de vez en cuando, a todos nos da por dejar asomar nuestro orgullo o por no ser del todo sinceros de vez en cuando. Pero lo importante es que sepamos identificar esas faltas que nos pueden llevar a salirnos de la carretera, a chocarnos, a ponernos en peligro a nosotros y a los demás. Lo importante es que sepamos reconducir nuestro coche para llegar al destino final.

Te arrancaré el corazón de Piedra.

Como decíamos antes, todas estas espirales de mal y las faltas de respeto a los límites que marca Dios y la naturaleza no nos dejan indiferentes, nos marcan, nos endurecen, nos bloquean y nos impiden el trato y el encuentro con los demás y con Dios.

Pero Dios no se desespera, siempre espera. Dios tiene siempre activo el wifi (los brazos abiertos) para que podamos reconectarnos con Él.

Hay dos lugares donde esta señal se hace especialmente potente, donde esas ondas resquebrajan la dura piedra de los corazones humanos inmersos en el pecado, LA ECUARISTÍA (Y ADORACIÓN EUCARÍSTICA) Y LA CONFESIÓN. En Medjugorje estos dos Sacramentos «transforma-corazones» cobran una gran importancia, ya que el gran anhelo de Jesús, transmitido a través de su Madre en este pueblecito de Herzegovina, es que ablandemos nuestro corazón, que desaparezcan las rocas y se convierta en tierra fértil donde Dios pueda cultivar y cosechar para dar fruto en abundancia.

Desde el antiguo testamento Dios nos promete: «os daré un corazón nuevo, y os infundiré un espíritu nuevo; arrancaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne.» (Ez 36, 26)

 

 

María nos enseña el CAMINO DE SALVACIÓN y a USAR EL CORAZÓN TRANSFORMADO para encontrarnos con Dios y con los hermanos.

En Medjugorje se repite continuamente:  ORA CON EL CORAZÓN, atiende a la misa, confiésate, lee la Palabra, ayuna, todo eso hazlo desde tu corazón que así, poco a poco, se configurará con el corazón de Cristo.

Porque sólo un corazón que se conforme con el de Cristo anhelará firmemente el bien y repudiará el mal y se acabará transformando en corazón de verdadera carne.

Porque sólo un corazón de carne será capaz de entregarse al prójimo,

sólo un corazón de carne encaja en el corazón de Jesús,

sólo en un corazón de carne funciona el Amor que se instaló en él desde que fue soñado y creado.

 

¿Qué pasa en Medjugorje?

El 3 de agosto fue otro día completo. Oración matutina y catequesis impartida por el Obispo de Toulon (Francia) Mons. Dominique Rey, especialista en nueva evangelización. La mañana terminó con los testimonios que continuaron por la tarde antes del rosario y la Santa Misa. Tras la misa tuvo lugar la procesión de María que nos ha llevado a su Hijo, terminando la noche con una adoración ante Jesús Eucaristía.

Espero que esto que os he contado sirva para entender un poco mejor porqué 50000 personas llegan a su casa con el corazón transformado, cambiando a mejor muchas cosas de su vida y de lo que les rodea. Como decíamos en le anterior post, en Medjugorje abrimos plenamente y sin reservas el corazón a Cristo, Dios coge esos corazones de piedra y los convierte en corazones de carne, y esto tiene sus consecuencias.

 

ALÉGRATE LLEN@ DE GRACIA

A mucha gente le cuesta entender lo que ocurre aquí en Medjugorje. ¿Qué hace que decenas de miles de peregrinos abran, casi sin excepción, su corazón a Cristo?

El abrazo y la caricia de Dios.

A veces cuesta entender algunas cosas, como por ejemplo la eucaristía, o la confesión, porque existe una imagen distorsionada De Dios. Algunos le ven como un duro juez, otros como un padre severo, y otros como un tirano controlador.

Hoy en la catequesis, Monseñor Rodríguez Carballo, nos ha animado a mirar la Palabra De Dios para ver realmente cómo ES Dios. Jesús no duda en sentarse con pecadores y publicanos ¿así actúa un tirano exigente de una estricta moralidad? No, lo hace un Dios que se pone a la altura de la imperfección humana. Y cuando murmuran sobre él responde con la tierna historia del Buen Pastor (oveja perdida). ¿Se muestra aquí a un pastor obsesionado con el control? No, se nos muestra un Dios preocupado por todos y cada uno de sus hijos, que deja a 99 para encontrar al que se pierde y que hace fiesta al encontrarlo.

Dios no obliga ni juzga, si no que ama infinitamente, acaricia y abraza a cada uno de sus hijos. Él da el primer paso de la relación, pero por supuesto hay que dejarse amar ¿y tú, te dejas abrazar?

María primera discípula.

La misa, celebrada por el nuncio apostólico en Bosnia-Herzegovina Luigi Pezzuto, ha seguido inspirándonos sobre el eterno Amor de Dios y cómo debemos acogerlo.

Un cristiano que quiere entender las cosas de Fe no debe sentirse juzgado ni obligado por Dios, si no profundamente amado. De esa certeza es de donde sale la verdadera sabiduría, que nos lleva a entender, y el seguimiento convencido, que nos convierte en sus discípulos.

Imagina a Dios pasando delante de ti, pararse, mirarte con amor y decirte SÍGUEME, como hizo con Pedro, con Tomas, Mateo y los demás discípulos. Pero, sorpresa, ellos no fueron los primeros en captar sus palabras, en aceptar su abrazo.

María tiene el gran privilegio de ser Madre de Jesús, verdadero Dios y verdadero hombre. Pero lo primero en ella no fue ser Madre De Dios, si no discípula. María escuchó el Sígueme De Dios con el corazón de par en par, aceptó aquel Amor. María encarnó en su seno al Dios que ya estaba encarnado en su corazón. Y ser discípulo no es otra cosa que eso, dejar que Dios se encarne en nosotros, llevar a Cristo vivo a nuestro entorno, nuestra familia, nuestro trabajo.

La Anunciación es para ti.

Hoy, 2 de agosto, la cosa va de Ángeles , ya que celebramos la Virgen de los ángeles, fiesta grande franciscana (para el que no lo sepa, la parroquia de Medjugorje es franciscana). Y ¿qué tienen que ver Los Angeles en todo esto? Pues resulta que a María fue un Ángel el que le manifestó el deseo concreto De Dios para su vida. Su saludo fue «alégrate llena de Gracia, el Señor está contigo». No le pidió que se arrodillara, ni que rezara, su recomendación fue ALÉGRATE, Dios ya está contigo, disfrútalo , y ella lo entendió a la perfección.

Este es el momento en que quiero anunciarte algo, este anuncio del ángel no es exclusivo para María, si no que se nos hace a todos y cada uno de nosotros. Dios nos quiere ALEGRES , Dios quiere que abramos el corazón para poder llenarnos de su Gracia, quiere que nos dejemos abrazar y acariciar por Él. Jesús nos llama para que seamos sus discípulos convencidos y sepamos que nuestra labor en esta vida es LLEVAR SU LUZ AL MUNDO y, cómo el Ángel hizo con María, llevar su anuncio a otros.

¿Qué pasa en Medjugorje?

Hoy hemos tenido ya el programa completo del festival, incluida una aparición de la Virgen por la mañana a una de las videntes. El programa consta de catequesis, testimonios rosarioS y misa, además de un acto especial por la noche (cada día es diferente). Hoy ha tocado adoración a la Cruz por ser viernes, cada viernes en Medjugorje se celebra este veneración De la Cruz, y una meditación con velas en la que desde el cirio pascual La Luz de Cristo se extiende por la explanada.

Espero que esto que os he contado sirva para entender un poco mejor porqué 50000 personas, en pleno verano, en Medjugorje abren plenamente y sin reservas su corazón a Cristo.

Alabados sean Jesús y María.

A LA BÚSQUEDA DEL TESORO.

Mucha gente no entiende lo que pasa en Medjugorje, pero ¿Qué hacen 50000 personas de 80 países , entre ellos decenas de miles de jóvenes, 6 días en una aldea perdida de Bosnia-Herzegovina? Y no 6 días cualquiera, 6 días del verano.

María está de moda.

En el mundo que vivimos, en el que cuesta ir contracorriente, en el que PARECE que no «está de moda» ser creyente, lo que pasa aquí es un ejemplo de que todo lo que se dice «estar pasado de moda» a lo mejor no lo está tanto.

Un año más ha comenzado el festival de jóvenes en Medjugorje , el MLADIFEST. Es su 30 edición, 30 años lleva la virgen convocando a sus hijos amados a pasar unos días de paz y reencuentro con ella. Sí, es María la que llama cada año, la que me ha llamado a mí los últimos tres años para darme lo que mi corazón necesitaba (y espero que esa llamada se mantenga muchos años). Y cada vez más y más jóvenes responden a su llamada, claramente María no ha pasado de moda.

Sígueme, pero busca.

Este año la virgen nos llama a seguir a su hijo. El lema no es otro que «SÍGUEME» (Mc 10, 21).

¿Pero seguirle a donde? Amigos, hace justo un año os escribía sobre el tesoro escondido. Y precisamente hacia él nos quiere llevar Jesús si le seguimos. Esto es lo que nos recordaba Jesús en su Evangelio el día previo al festival (31 de julio). Nos hablaba del tesoro escondido, SU REINO. Un tesoro escondido en un campo o en un mercado (en cualquier lugar) y listo para ser encontrado por el campesino o el comerciante (para cualquier persona). LISTO PARA SER ENCONTRADO POR TI.

Pero no es un seguimiento cualquiera, no es un seguimiento pasivo, si no que requiere de nosotros una búsqueda. Requiere de nosotros un anhelo interior por lo bello, lo bueno y lo verdadero.

Este seguimiento es libre, es el gran regalo De Dios, el Amor sin medida, pero siempre en LIBERTAD. Y debido a eso el seguimiento no puede ser a base de ponernos correa, no le queda otra que guiarnos con amor, a base de pequeños signos que van apareciendo en nuestra vida. Hoy (1 de agosto) como os comentaba ha empezado el festival. Jesús no ha desaprovechado la oportunidad para darnos unas pistas que nos guíen en ese seguimiento, en la BÚSQUEDA DEL TESORO.

Algunas pistas.

La primera gran pista es que NO HAY EXCUSA para abandonar. Nadie puede rechazar la santidad porque «no vale». Dios nos ha hecho imperfectos, nos ha hecho vasijas de barro y lo que nos pide nos lo pide así.

la segunda pista sale del evangelio del buen pescador que separa los peces que ha pescador. Los Cristianos que buscamos el tesoro debemos ser como un pescador en el mar de nuestra mente (esto lo decían los padres De la Iglesia) desechando los malos pensamientos y reteniendo los buenos.

En esa historia también habla Jesús del juicio final, una verdad que no podemos sacar de nuestro horizonte. Pero no hablamos de la sentencia de un juez tirano, si no un juicio a La Luz de la verdad, donde triunfa el Amor. Así el cristiano debe afrontar las situaciones desde el HORIZONTE DE LA VERDAD, sin buscar soluciones sencillas e inmediatas, sin obsesionarse con vivir el hoy.

Por último, el Evangelio nos anima a los Cristianos a SACAR LO ANTIGUO Y LO NUEVO. La sabiduría de nuestro mundo anima a desechar lo antiguo en cuanto aparece algo nuevo, situaciones en las que aparece conflicto. El bautizado en cambio debe ser una criatura nueva con el sabor de lo antiguo, con raíces en una historia milenaria de santidad.

¿Qué pasa en Medjugorje?

Hoy hemos tenido misa de inauguración y adoración al santísimo. Y sobre todo en la Misa es donde Jesús nos ha transmitido esto en su Palabra y con la ayuda de la homilía del celebrante, el Cardenal Angelo de Donatis, Vicario apostólico del Papa en la Diócesis de Roma.

Espero que esto sirva un poco para entender mejor lo que hacíamos 50000 personas en pleno verano en Medjugorje.

Alabados sean Jesús y María.

HACIENDO AMIGOS.

El verano es un tiempo inigualable para conocer gente nueva o para retomar relaciones que se habían enfriado. Yo he comenzado mi verano haciendo varios amigos, de los que he podido ya, en muy poco tiempo, aprender algunas cosas importantes. Si te quedas hasta el final te hablaré un poco sobre ellos. Pero antes un poco de rollo.

LOS AMIGOS QUE TE LLEVAN AL CIELO.

No os hablo de personas cualquiera con las que os podéis cruzar por la calle, que por supuesto también tienen mucho que aportar a nuestras vidas. En este post os quiero animar a acercaros a gente que lo que os aporte sea impulso para llegar al cielo.

Dime con quién andas y te diré quién eres, «El que anda con los sabios será sabio; quien frecuenta los necios se hará malo.» (Proverbios 13, 20).

Como os decía antes, seguro que hay gente de carne y hueso, actual, que nos va a ayudar en el camino de santidad, pero el valor seguro (como ya hemos venido comentando en post anteriores) lo tenemos en gente que ya ha andado ese camino y, gracias a Dios, nos ha quedado constancia de ello.

NUESTROS AMIGOS LOS SANTOS.

Como ya venís oliendo os hablo de ellos, LOS SANTOS.

A alguno puede resultarle raro eso de tener un amigo que falleció hace siglos (o varios años, que alguno reciente hay).

Recordemos lo que enseña la Iglesia sobre LA COMUNIÓN DE LOS SANTOS. Juan XXIII exclamó: “¡Ah! ¡Qué misterio de verdad, de gracia y de salvación es la Santa Iglesia Católica en su triple manifestación de vitalidad divina y humana: Iglesia militante, purgante, triunfante!” (Pentecostés 1960) Es decir, los integrantes de la Iglesia somos los que peregrinamos en la tierra, los que está en el cielo y los que van de camino purgando sus faltas. Identificados los miembros, veamos la relación que nos une, la COMUNICACIÓN DE BIENES ESPIRITUALES, que nunca se interrumpe y que fortalece al cuerpo místico de Cristo que somos todos los que creemos y tenemos Fe en Él (importante esto de la Fe y Esperanza en la salvación, porque los ángeles caídos también creen pero han perdido toda Fe y Esperanza, de ellos mejor no hacerse amigo).

http://www.vatican.va/archive/catechism_sp/p123a9p5_sp.html (catecismo sobre comunión de los santos.)

Sobre algo parecido escribí hace justo un año, cuando os contaba como el gran doctor de la Iglesia, Santo Tomás de Aquino, se había convertido en mi tutor de verano y amigo

La historia también nos ha dejado claras muestras de cómo el conocimiento y seguimiento de unos Santos ha llevado a otras personas a la gloria de los altares. Miremos la conversión de San Ignacio de Loyola que, por no tener novelas caballerescas durante una convalecencia por herida de guerra, descubrió en la lectura de vida de Santos, como San Francisco o Santo Domingo, aventuras más conmovedoras y transformantes que las de cualquier caballero de armas. Encontró la historia de los mejores soldados del mundo, los que sirven al Rey Eternal, al Rey de Reyes. También Santa Teresa Benedicta de la Cruz (Edith Stein) encontró en Santa Teresa, a través de su Libro de la Vida, la mejor consejera para su camino de conversión y desarrollo de la CIENCIA DE LA CRUZ, camino de santidad hasta la entrega total por Amor.

El mismo Jesús con su Evangelio nos muestra lo útil de esta relación con los que ya han peregrinado por este mundo. En el momento de la transfiguración le ven hablando con Moisés y Elías: «se transfiguró delante de ellos: su rostro se puso brillante como el sol y sus vestidos se volvieron blancos como la luz. En esto, se les aparecieron Moisés y Elías que conversaban con él.» (Mt 17, 2-3).

 

MI NUEVO AMIGO.

¿Qué pensaríais si os digo que he ido al Valle de los Caidos y he descubierto a una gran persona? amigos y compañeros me han mirado con cara de haba, seguramente pensando: «no hacía yo a esta chica franquista ni falangista». Pero resulta que en el Valle hay vida más allá de la tumba de Franco. A los pies de la sierra está la Basílica más impresionante que he visto nunca, excavada en la roca, custodiada por un Monasterio Benedictino. También hay una hospedería encantadora donde poder refugiarse y pasar unos días tranquilos.

Este fin de semana he asistido en la hospedería a unos ejercicios espirituales sobre espiritualidad benedictina, impartidos por le Prior de la Abadía de la Santa Cruz . He descubierto a un Santo decidido, un poco mandón pero cariñoso a la vez, con las cosas muy claras, como un padre que quiere lo mejor para sus hijos. A lo largo de varias charlas, Don Santiago Cantera nos ha desmenuzado el prólogo de la SANTA REGLA, maestra de espiritualidad. Es un texto hecho para monjes, pero que marca pautas para que cualquier cristiano pueda correr, ensanchado el corazón por la dulzura de un amor inefable, por el camino de los mandamientos de Dios.(cf. Prólogo de la Regla de San Benito, 49).

San Benito no crea la vida monástica, el cenobitismo se venía dando desde los Padres orientales del desierto (Regla de San Pacomio). Recoge aquellas tradiciones de los Padres orientales, ya acercadas a occidente por San Agustín, y les da un orden sencillo y práctico y sobre todo la adapta a la nueva realidad de Europa. Escribió la Santa Regla en un momento de mucho caos, desintegrándose el imperio Romano, para demostrar que Dios seguía presente. Recogió la tradición cultural greco-romana y la fusionó con las nuevas realidades bárbaras que inundaban Europa y lo hizo con el aliento del cristianismo. Así surgió una espiritualidad asequible para muchos y muy útil para el asentamiento de los valores fundantes del mundo en el que hoy vivimos. Los monasterios benedictinos se convierteron rápidamente en centros culturales y focos de desarrollo económico.

El gran resumen de la regla que todo el mundo conoce es el «ORA ET LABORA», pero el texto que escribió mi amigo va mucho más allá. El gran consejo que nos da a todos discípulo de Cristo, el Principio y fundamento de su espiritualidad (tanto para monjes como para laicos) es la BÚSQUEDA CONSTANTE DE DIOS (QUAERERE DEUM). Para ello nos anima a mantener una permanente actitud de escucha, la Regla comienza así: » Escucha, hijo, estos preceptos de un maestro, aguza el oído de tu corazón, acoge con gusto esta exhortación de un padre entrañable y ponla en práctica, para que por tu obediencia laboriosa retornes a Dios, del que te habías alejado» (RB Prólogo, 1-2). Como veis los consejos de este buen monje están de plena actualidad, trata sobre el drama actual de la separación del hombre y Dios, ofreciendo herramientas para el retorno.

Las principales armas en el camino espiritual benedictino son la OBEDIENCIA  y la HUMILDAD. En el capítulo 7 elabora un precioso tratado sobre la humildad, presentando 12 grados, como 12 escalones: «si es que deseamos ascender velozmente a la cumbre de la más alta humildad y queremos llegar a la exaltación celestial a la que se sube a través de la humildad en la vida presente, hemos de levantar con los escalones de nuestras obras aquella misma escala que se le apareció en sueños a Jacob» (RB 7, 5-6). Algo muy importante que resalta San Benito en su obra y con su vida es la DISCRETIO y la mesura . Otra idea clave que se desprende a lo largo de todo el escrito es el CRISTOCENTRISMO, la importancia de poner a Cristo en el centro de todo nuestro actuar y de «no anteponer nada al Amor de Cristo» (RB 4, 21). El prólogo termina ensalzando la importancia de la PERSEVERANCIA. El Cristiano no se enfrenta a un camino de rosas, y las tentaciones de abandonar son continuas.

» Pero si, … cuando lo exija la recta razón, se encuentra algo un poco más severo con el fin de corregir los vicios o mantener la caridad no abandones en seguida, sobrecogido de temor, el camino de la salvación, que forzosamente ha de iniciarse con un comienzo estrecho … De esta manera, si no nos desviamos jamás del magisterio divino y perseveramos en su doctrina y en el monasterio hasta la muerte, participaremos con nuestra paciencia en los sufrimientos de Cristo, para que podamos compartir con él también su reino.» (RB, fin del prólogo)

TU AMIGO TE ESPERA, NO LE HAGAS ESPERAR MUCHO.

Un mes de verano ha dado para mucho más que para hacer un amigo.

En una confesión preciosa me encontré con una beata muy reciente, Guadalupe Ortiz de Landázuri, mujer decidida, pionera, trabajadora y apasionada por Cristo.

Varios artículos y una lectura de verano también me han llevado a un futuro santo, el Beato John Henry Newman (Santo el 13 de octubre). Eminencia intelectual del S.XIX, referente en la vida pública inglesa, para todo el mundo anglicano y finalmente converso al catolicismo.

No quiero olvidar a alguien muy especial,  C.S.Lewis. Gran intelectual perteneciente al Grupo de Oxford (inspirados por John Henry Newman). Era un convencido ateo, pero tras un camino personal y una bonita conversación con un par de amigos, entre los que se encontraba J.R.R. Tolkien, abrazó la fe cristiana (el anglicanismo). Se convirtió en un gran apologeta y defensor de la Doctrina de Cristo. De hecho esta pasión puede verse claramente en su obra más conocida, Las Crónicas de Narnia. Pero el libro con el que me ha conquistado y he conocido mejor a este autor (ni santo ni beato pero modelo de comunicador cristiano) ha sido «Mero Cristianismo». Ahí os lo dejo el prefacio por si alguno se anima este verano. También os recomiendo «las cartas del diablo a su sobrino», curioso y sencillo de leer, buena lectura veraniega.

y poco más me queda que volver a animaros para que entabléis amistad con algún santo.

Elige uno y abórdale, una vez tengas confianza podrás pedirle, incluso inoportunamente como nos decía Evangelio del domingo pasado (Lucas 11, 1-13).

SON CAMINO SEGURO PARA LLEGAR A DIOS PORQUE ESTÁN CON ÉL.

DESDE EL CIELO TE TIENDEN LA MANO.

TE ESTÁN ESPERANDO.

 

P.D. : terminado este post escuché el programa Munilla en radio maría de ayer lunes 29 de julio (Sexto continente). Muy interesante y habla de cosas muy al hilo de lo aquí escrito, como que LOS SANTOS SE CONCATENAN y de la ENVIDIA SANA QUE NOS DEBE PROVOCAR LA VIDA DE LOS SANTOS.

 

AL OCTAVO DÍA RESUCITÓ.

VER LOS DÍAS PASAR. 

Me voy a confesar, estos dos meses habéis sido testigos de mi gran debilidad, dejar las horas y los días pasar, dejando para mañana lo que puedo hacer hoy. 

Perezoso, ¿hasta cuándo has de dormir? ¿Cuándo te levantarás de tu sueño?

Un poco de sueño, un poco de dormitar Y cruzar por un poco las manos para reposo;

Así vendrá tu necesidad como caminante, Y tu pobreza como hombre armado.” (Provervios 6, 6-11)

Lo que me había propuesto para este periodo se ha quedado en nada, todos los propósitos  menos uno ¿qué es eso que he conseguido cumplir por encima de mi debilidad? Algo muy relacionado con mi periodo de ausencia, muy ligado a la Cuaresma, Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús. 

He conseguido ir a misa casi a diario.

HACER LO MÍNIMO ES PERDERTE LO MEJOR. 

Hace unos años yo también habría pensado ¿para qué ir todos los días  a misa si la Iglesia sólo te pide ir un día? no tengo respuesta a tu pregunta, sólo puedes contestarte tu mismo viviendo la experiencia durante un tiempo. 

Muchos cristianos acabamos yendo a misa por rutina, porque “es lo que la Iglesia exige”.  Muchos son incapaces de ver la riqueza de la celebración litúrgica de la Eucaristía (yo no la he visto durante 33 largos años). Así que, miopes e incapaces de ver el GRAN REGALO que Dios nos hace, nos perdemos el GRAN MILAGRO que A DIARIO ocurre a los pies de cada Sagrario. 

Desde el inicio de la Iglesia, los AMIGOS DE JESÚS SE REUNÍAN DÍA TRAS DÍA: Día tras día continuaban unánimes en el templo y partiendo el pan en los hogares. (Hch 2, 46)

CADA MISA ES UN PASO. 

Un cristiano puede avanzar espiritualmente de muchas formas, pero participar con el corazón abierto en una misa es un paso que nunca darás en falso. ”Uno obtiene más mérito asistiendo a una Santa Misa con devoción, que repartiendo todo lo suyo a los pobres y viajando por todo el mundo en peregrinación» (San Bernardo)

Echando cuentas ¿cómo se avanza más, con un paso a la semana o con uno igual cada día? Por si no te han salido las cuentas escuchamos a San Pedro Julián Eymard:»Sepan, oh Cristianos, que la Misa es el acto de religión más sagrado. No pueden hacer otra cosa para glorificar más a Dios, ni para mayor provecho de su alma, que asistir a Misa devotamente, y tan a menudo como sea posible “.

CAMINANDO HACIA EL CIELO. 

Hace un tiempo leí que en cada misa, durante la consagración, se abre un hueco en el cielo por el que se asoman los Santos y los ángeles que celebran junto a nosotros. Desde entonces en cada misa veo ese agujero sobre el altar y cuando canto el Santo los imagino haciéndome los coros. 

Cada misa a la que acudes con voluntad plena de encuentro con Dios es un paso seguro hacia el Cielo. Cada día puedes estar junto al Cielo. 

Y así, dándonos la oportunidad de estar tan cerca Él, Dios sólo nos pide una participación consciente y plena en la misa  para que broten en nuestro interior los frutos de su Amor. Para dar este paso de la plena participación me ayudó entender la MISA COMO UNA CONVERSACIÓN, cada palabra que digo se la digo a Dios, y cada palabra que pronuncia el Sacerdote me la dice Dios.

Él está ahí, expectante cada día y desborda de alegría cuando entrando por la puerta decides ponerte en su presencia. 

CELEBRANDO DESDE LA CRUZ. 

Pero poner la mirada en el Cielo nos puede hacer perder de vista el camino. Una misa no se concibe sin la Cruz, Jesús dijo en su última Pascua: “Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie viene al Padre sino por mí” (Juan 14, 6) y ÉL ES LA CRUZ.

Parece un sin sentido, que la cruz se celebre, incluso en periodos de gran felicidad cantamos, rezamos y DAMOS GRACIAS de pie ante la Cruz. Santa Teresa le preguntó al Señor  “Señor mío, “¿cómo Os podré agradecer?” Nuestro Señor le contestó: “ASISTID A UNA MISA”.

Santo Tomás de Aquino escribió: «La celebración de la Santa Misa tiene tanto valor como la muerte de Jesús en la Cruz”. Cada misa es una memoria, una ANÁMNESIS de aquella primera Pasión. No es un simple recuerdo,  cada misa es UN VIAJE EN EL TIEMPO que te lleva a aquel VIERNES SANTO y te pone A LOS PIES DE LA CRUZ. 

 

UN «CUENTO» HECHO REALIDAD.

En el centro de la misa se encuentra el Sacrificio incruento del Hijo De Dios, pero desde el principio hasta el final es toda ella un relato de Amor, un «cuento» que versa sobre el Amor que Dios tiene a cada uno de nosotros. ES EL «MITO» CON EL QUE TODO HOMBRE HA SOÑADO, LA VIDA ETERNA, QUE SE HA HECHO REALIDAD.

Tras el saludo y el reconocimiento de nuestros pecados, para ponernos dignamente ante Dios, recordamos la vida pública de Jesús escuchando su Palabra, mostramos nuestra adhesión a Dios con el Credo y preparamos nuestro corazón, acogiendo Dios lo que hay en él cuando lo presentamos junto a las ofrendas. Ya estamos listos para el momento cumbre del relato.

Con la Plegaria Eucarística levantamos el corazón (SURSUM CORDA) y nos disponemos para la última Cena que vamos a compartir con Jesús. En la Consagración Jesús se hace presente como Pan de Vida, recordamos aquella última cena con la que comenzó la Pasión como Jesús nos animó a hacerlo. Aquí se recibe en la asamblea al Espíritu Santo, la EPÍCLESIS (Sobre las Sagradas formas y sobre los participantes de la celebración).

En el rito de la Comunión, que sigue a la Consagración, suceden de nuevo la muerte de Jesús (FRACCIÓN) y hasta su Resurrección (con el trozo de Hostia que el sacerdote deja en el cáliz, la INMIXTIÓN). En este momento tenemos todos los ingredientes para compartir el alimento de Vida, el PAN BAJADO DEL CIELO. Dios quiso quedarse en Cuerpo, Alma y Divinidad en el Sacramento de la Eucaristía. Con el beso de amor que es la comunión de su Cuerpo y de su Sangre se hace uno con cada uno de nosotros y  nos envía a compartirlo con le mundo.

Sabiendo esto ¿NO TE ENTRAN GANAS DE IR CORRIENDO A ESTAR Y UNIRTE CON ÉL?

CADA DÍA EL OCTAVO DÍA.

Y para terminar me gustaría compartir con vosotros un descubrimiento (reflejado en el título del post). Resulta que la tradición católica llama OCTAVO DÍA al día de la RESURECCIÓN.

Catecismo de la Iglesia Católica nº349: El octavo día. Para nosotros ha surgido un nuevo día: el día de la Resurrección de Cristo. El séptimo día acaba la primera creación. Y el octavo día comienza la nueva creación. Así, la obra de la creación culmina en una obra todavía más grande: la Redención. La primera creación encuentra su sentido y su cumbre en la nueva creación en Cristo, cuyo esplendor sobrepasa el de la primera (cf Misal Romano, Vigilia Pascual, oración después de la primera lectura).

Por lo tanto, la creación no terminó el séptimo día cuando Dios descansó, si no que continua cada día que celebramos una misa y suceden de nuevo el Sacrificio y la Resurrección de Jesús. Cada día, en cada altar, es el OCTAVO DÍA, DÍA DE LA OBRA REDENTORA DE DIOS.

EL OCTAVO DÍA JESÚS RESUCITÓ Y TE SALVÓ,

EL OCTAVO DÍA ASCENDIÓ Y TE ENVIÓ,

EL OCTAVO DÍA PADRE E HJIJO ENVIARON AL ESPÍRITU SANTO Y ÉSTE TE SANTIFICÓ.

EN LA MISA, CADA DÍA ES EL OCTAVO DÍA, DIOS TE SALVA, DIOS TE ENVÍA Y DIOS TE SANTIFICA. ¿TE LO VAS A PERDER?

Y si tienes ganas pero te pasa como a mi, que te cuesta cumplir los propósitos, te doy un conejo: pídele ayuda a MARÍA, QUE CADA OCTAVO DÍA TE ESPERA JUNTO AL SAGRARIO PARA CELEBRAR CONTIGO QUE JESUCRISTO HA RESUCITADO.

 

TAMBIÉN ESTAMOS AQUÍ

  • facebook
  • twitter
  • rss

publicaciones Recientes

ENTRADAS

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 254 suscriptores

ADORO ESTE BLOG (FACEBOOK)

ADORO ESTE BLOG (TWITTER)

Copyright © 2013 Pack Empresa Febe. Todos los derechos reservados.
Hosting WordPress | Web WordPress