Archivos de Categoría: Blog

RELACIÓNATE CON ÉL PARA REBOSAR SU AMOR

Dios te llama

Dios nos llama a relacionarnos con Él, a algunos incluso con misiones muy concretas. Muchos, como Jonás, hemos huido al intuir su voz, acabando en el «vientre de una ballena» de dónde posteriormente reconocemos que sólo volviendo a Él podremos salir.

SALMO JONÁS

Dios tiene formas varias de mostrarnos sus caminos, y el indicador más común de que no lo estamos siguiendo es la perturbación que nos invade conforme nos alejamos de Él. Siguiendo con Jonás, como le pasó a él, a través de tormentas y sentencias de los demás que nos arrojan por la borda, acabamos en el fondo del abismo, pero Dios nunca dejará que nos ahoguemos, su mano siempre estará tendida delante de nosotros para sacarnos a flote, sólo hay que querer cogerla.

Esa mano eternamente tendida, como la vio Pedro al flaquear su Fe en el intento de andar junto Jesús sobre las aguas, es la muestra de que Dios te ha buscado a ti, te ha elegido primero, te ha llamado siempre. Este fin de semana me hablaban de algo precioso, la diferencia que existe entre un hombre religioso y un hombre de Fe. Podemos reconocer que hay un Dios, un Ser superior, entonces somos simples hombres religiosos. Pero Saber que Dios nos llama y que nos ha buscado en todo momento, desde el principio, para poder tendernos esa mano, es lo que va a hacer que pasemos de ser simples hombres religiosos a ser hombres de Fe. Y efectivamente, la oración no es un fin, si no el medio a través de cuál poder llegar a este entendimiento, a la comunión con nuestro Padre y a la relación con el mejor Amigo que tendremos nunca. ( 1 Juan 1, 3-4)

SANTA TERESA

¿Le escuchas?

Jonás,  profeta, conocía la Voz De Dios y le escuchaba. En el mundo de hoy Dios también está deseando comunicarse con nosotros, relacionarse con todos,  pero hemos desintonizado totalmente el canal para escucharlo y además no entendemos su idioma. Esto, a no ser que Dios te quiera hace un inmenso regalo, no se recibe por ciencia infusa. Si no que hay que descubrirlo, aprenderlo y practicarlo. Para tratar con Él, Dios nos ha dejado las herramientas, el sintonizador para buscar el canal y el libro de gramática y el diccionario para poder entenderlo cada día un poco mejor.

El sintonizador no es otro que la capacidad innata en el hombre de ser religioso, el vivir continuamente en búsqueda de la verdad y de un sentido para la vida (llamémosle X). Estaremos en el canal adecuado cuando seamos conscientes de que fuimos creados para relacionarnos con Dios. Una vez reconocido este principio y fin de nuestra vida, seremos capaces de aceptar también la responsabilidad que esta relación conlleva, abriendo así del todo el canal por una decisión libre y voluntaria, como le gusta a Él.

El idioma que usa Dios es otro hándicap. Si asumimos que Dios no quiere una relación que de florecillas, si no frutos bien maduros y hermosos, asumimos también que su mensaje no será simple. Pero no hay que asustarse ante la complejidad, porque entenderlo está al alcance de todo el que le dedique tiempo, NO SE MERECE MENOS. Y el medio a través del cual Jesús mismo nos instruye para hablar con el Padre no es otro que su Palabra, toda ella, la que fue desde el principio, la que dijo mientras compartió caminos en esta tierra con sus discípulos y la que será hasta el fin de los tiempos, recogida en la Sagrada Biblia. «En el principio existía el Verbo, y el Verbo estaba junto a Dios, y el Verbo era Dios… Por medio de él se hizo todo», » Y el Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros» (Juan 1). ¿Estás en el canal de Dios pero no entiendes su mensaje, lo que quiere de ti? Ponte al día sobre su lenguaje estudiando su Palabra y abre el corazón para entenderlo. Si, su voz no se escucha por los oídos, si no en el corazón.

(Lucas 11, 27-28) «Bienaventurados los que escuchan la Palabra De Dios y la cumplen».

¿Cómo le respondes?

Atento a que no te pregunto QUÉ le respondes, si no CÓMO respondes a esta llamada que Dios te hace para relacionarte con Él. El cómo incluye, además de las palabras, actitudes y acciones impregnadas de Amor y entrega.

  • Dios no quiere una oración superficial, en forma de palabras huecas, más bien desea una respuesta en forma de ACTITUD HUMILDE DE ESCUCHA. CARTA APOSTÓLICA NOVO MILENIO INEUNTE (num 34)
  • Dios conoce todas tus virtudes y tus defectos, por lo tanto ante Él no caben caretas ni disfraces, una verdadera oración se hace presentándose desnudo ante Dios y ENTREGANDOLE A ÉL LAS RIENDAS. Alguno se atreverá a plantearse si esto no nos quita la libertad, pero tranquilamente os respondo que no, que esta decisión de confiar nuestra vida a Dios la haremos libremente cuando estemos preparados para ello.
  • Esta relación no es plena si no vivo mi vida a La Luz de la Fe. Pero para esto es indispensable FORMARME, y darle muchas vueltas. Como indica el Salmo 1 «Dichoso el que su gozo es la Ley del Señor y la medita día y noche». La formación de la que hablo es algo así como el conocer al amigo, no se puede amar al que no se conoce.
  • El Amor que Dios manifiesta hacia nosotros no debe quedar en nosotros, si no rebosar hacia el prójimo. Debemos SER FUENTE DEL AMOR DE DIOS en el mundo de hoy para que nuestros hermanos puedan mojarse de Él y de ahí pasar al deseo de empaparse a través de la Relación personal.

MARÍA DICE SI SIN CONDICIONES

 

¿Y quien fue nuestra mejor maestra en relacionarse con Él y llenarse de Amor De Dios? Efectivamente, MARÍA. María tuvo toda su vida una actitud continua y humilde de escucha, no dudó en entregarle las riendas de su vida cuando Él se lo pidió y, como bien nos dicen las escrituras, escuchó, guardó y meditó sus Palabras día y noche. Además, todo ese Amor lo dedicaba Ella a los demás, como gran ejemplo veamos el desprendimiento que muestra cuando, tras el anuncio del Angel, se lanza al camino y corre al encuentro de su prima por si pudiera necesitarla, no teme, confía.

 

MARÍA CONSERVABA TODAS ESTAS COSAS MEDITANDOLAS EN SU INTERIOR (Lucas 2, 19). Las Palabras de Jesús son de vida eterna, Pan de Vida. No son como el alimento físico que entra y sale sin dar fruto, si no que podemos guardarlas en nuestro corazón como hizo María. Estas Palabras de Jesús son la semilla, que plantada en un corazón cuidado y hecho fértil a través de la oración, brotará y dará fruto abundante en nuestra vida y en la de quién nos rodea. Cuantas más semillas guardemos en él, mas rico será nuestro jardín, pero de nada vale un jardín lleno de flores y fruto si por su desorden no se puede disfrutar de él. Debemos dejar que el jardinero trabaje, hay que tener método y sobre todo contar con voluntad y fuerza porque podar no siempre será tarea agradable ni fácil. Incluso deberemos a veces arrancar algún arbusto,  precioso para nosotros, para permitir así que otra planta con más frutos arraigue mejor.

MARÍA SE VUELCA EN EL SERVICIO A ISABEL.

Deja que Jesús plante en tu corazón la semilla de su Palabra y la cuide. Ábrele a Él las puertas, pero guárdalo con celo de las agresiones externas. En él brotará el jardín de Dios y podrás hacer que otros hermanos disfruten de su Amor, y que estando tumbados a la sombra de tus verdes y acogedores árboles decidan contactar con el mismo jardinero.

DE CÓMO DIOS RESPONDE A TUS PREGUNTAS. 

La historia de una pregunta.

Terminado el relato de los días pasados en Medjugorje, y siguiendo un orden lógico, os voy a contar una historia relacionada con el viaje de vuelta. Esta historia ya la adelanté en un post hace unas semanas, cuando os dije que una pregunta que le hice al Padre David se quedó sin respuesta. Aquí va la historia de esa pregunta.

Era 6 de agosto por la tarde/noche y nos montábamos en el avión. Me tocó al lado del Padre David. Me coloqué en mi asiento, saqué mi rosario y mi libro nuevo «orar con el corazón» escrito por el padre Barbaric. Me disponía a comenzar el rezo cuando se montó una joven de 40 y tantos (los jóvenes modernos) pegando alaridos sobre el gran perjuicio que le habían causado los que habían embarcado primero con dos bultos, provocandole el mayor trastorno de su vida, tener que dejar la maleta de mano en la bodega en lugar de en cabina, pobre.

Aquí me gustaría hacer un paréntesis. De mi grupo de peregrinación hubo varias personas que tuvieron que dejar su equipaje de mano en la bodega, y os aseguro que nadie perdió La Paz como la perdió esta chica. Me llamó soberanamente la atención la diferencia entre la actitud de mis compañeros de peregrinación, que venían de pasar una semana con Jesús y su Madre, y la de esta chica, que venía seguramente de haber pasado una semana de fiesta en Croacia, con pinta de venir directamente de la juerga al avión.

Me moría de ganas de acercarme a ella, tenderle el rosario y decirle «mira, la Madre seguro que te ayuda a superar ese problema tan grande con el que te has encontrado». Cuál es mi sorpresa cuando veo que se dirige hacia mi y encara la fila de asientos tras la mía. En mi mente seguía rondando la idea de tenderle el rosario… pero no me atreví. Así que aprovecho ahora para tendéroslo a todos vosotros, no dudéis en echar mano del Rosario cuando penséis que los problemas os aplastan, la Virgen no abandona al que en Ella espera. 

Calmado el ambiente comencé el primer misterio. Terminada la contemplación de la resurrección de Jesús tuve mi rutinario momento de distracción post misterio, y se me ocurrió hacerle al padre David una pregunta de examen: «Padre, ¿De dónde viene el Rosario, cómo se inventó?». Se disponía el padre David a responderme cuando nuestra amiga de la fila de atrás comenzó a dar patadas en mi asiento. Sorprendida me giré y me la encontré tratando de acomodarse para el viaje con los pies en mi respaldo. La postura resultaba un tanto grotesca, como si estuviera contorsionando, trayendo a mi mente los peores momentos de la semana, que también los hubo, pero intenté tomármelo a broma. No entendía cómo pensaba pasar así todo el viaje, pero decidí tener paciencia y comencé la contemplación del segundo misterio Glorioso, la pregunta quedó en el aire.

Dios siempre responde, cuando realmente necesitas esa respuesta.

Llegamos a Valencia ya el 7 de agosto y nos despedimos con mucho cariño después de la preciosa semana que habíamos pasado juntos,  deseándonos lo mejor y esperando reencontrarnos pronto.

El día 8 volví al trabajo, a la rutina, a la realidad. Ya no había lugar ni tiempo para pensar en aquellas tiendas que apetecía montar en el Pobdro, y el ímpetu y energía que traía de Medjugorje empezaba a difuminarse. Pero Dios seguía conmigo en la realidad del día a día. Me llegó el mensaje diario que me manda un buen amigo, una foto preciosa y una reflexión sobre el evangelio. Ese día agregó una imagen del Santo del día. Leí el nombre, Santo Domingo de Guzmán, y no se muy bien porqué, ya que cuando me mandan estás imágenes me limito a leer el nombre, me fijé en las figuras que aparecían en mi pantalla… un fraile arrodillado con la mano extendida y una hermosa Virgen Madre, con El Niño en los brazos tendiéndole un Rosario. En ese momento me acordé de mi pregunta sin respuesta y enseguida introduje en el «sabio Google» la palabra Rosario junto con el nombre del Santo.  Me encontré con una preciosa historia que podéis ver en este enlace.

Santo Domingo de Guzmán y origen del Rosario

IMAGEN RECIBIDA A TRAVÉS DEL WHATSAPP.

Para mí fue muy bonito notar cómo Dios me respondió, como Él notó que esta inquietud mía realmente necesitaba ser resuelta para poder disfrutar plenamente de la transformación que ofrece esta oración de contemplación.

Virgen del Santo Rosario AUXILIO DE LOS CRISTIANOS.

A algunos os parecerá una locura que tras tantos años de conocer el Rosario, tantos años sosteniendo uno entre mis manos (muy puntualmente, todo hay que decirlo), tantos años escuchando las bondades de esta forma de orar, incluso tras una semana en Medjugorje con la Gospa, todavía no lo hiciera convencida. Pero así era, el aburrimiento me arrastraba, lo rezaba de carrerilla, muchas veces incompleto (sin letanías). No lo disfrutaba, no lo saboreaba.

Pongo la mano en el fuego por que no soy la única a la que le pasa esto (sí, hablo en presente porque me sigue pasando). A mucha gente no nos vale hacer las cosas por que sí. De ahí la importancia que veo en esta respuesta que Dios me ha dado. Como os he dicho me sigo distrayendo, me sigue costando, pero entendido el origen entiendo mucho mejor el fin de la contemplación de los misterios. 

Esta respuesta De Dios no sólo me ha llevado a conocer los inicios del Rosario, si no a conocer también las promesas de la Virgen a Santo Domingo y a aquellos que lo rezan, Dará su Gracia, su protección, será escudo del infierno y germen de virtudes. Como ejemplo la historia inseparable de las Grandes Batallas entre Cristianos y Musulamnes, de la Edad Media y la Edad Moderna, y Nuestra Señora. Reyes, Papas y soldados rezaron el rosario y se sintieron totalmente respaldados por Ella (inicio de la reconquista desde Covadonga, batalla de Lepanto, Sitio de Viena…). Por la batalla de Lepanto se proclamó el 7 de octubre el día de la Virgen de la Victoria que más tarde se convertiría en día de la Virgen del Rosario, y se añadió la letanía de «Auxilio de los Cristianos».

Promesas y Gracias de la Virgen a los que rezan el Rosario

Durante muchos años el rezo del Rosario se ha convertido en el arma que millones de Cristianos han usado para combatir el mal, para solicitar intercesiones a la Madre de Dios, para crecer en Gracias y Virtudes. No deberíamos menospreciar el arma que tantas veces se ha mostrado efectiva contra los infieles, no sólo venciéndolos, si no en muchos casos convirtiéndolos.

Así mismo esta devoción al Santo Rosario ha estado muy arraigada en los últimos Papas. También providencialmente, durante estos días de lucha entre la rutina y las ganas de volcar mi vida hacia Dios a través de su Madre, me llegó otro mensaje que contenía el enlace a la Carta apostólica escrita por el Papa Juan Pablo II, Rosarium Virginis Mariae, donde se incorporan los MISTERIOS LUMINOSOS. A todo aquel que alguna vez ha pensado que está rezando 50 avemarías «porque sí», le recomiendo encarecidamente que le eche un vistazo a este precioso texto del SANTO SANTO PADRE Juan Pablo II,  y verá la Luz sobre el Rosario, nunca mejor dicho.

Carta apostólica Rosarium Virginis Mariae

HACER EL CAMINO ADMIRABLE

Cada día sale el sol

Es admirable ver cada día salir el sol, dar el primer paso y dirigirte hacia tu objetivo. El cansancio no puede con tu cuerpo, el agotamiento no puede con tu alma, tus piernas te encaminan hacia el primer hito visible, allí en el horizonte. Te duelen los pies y no lloras, tienes sed y no gritas, tienes hambre y no suplicas. Esperas el apoyo de una mano amiga o la palabra de aliento de un buen corazón que se cruce en tu camino, siempre llegan.

Puede que sientas que el día pasa lento pero no te adormiles, avanza seguro de tu ritmo. A lo mejor ves desaparecer el camino bajo tus pies pero no desesperes, fija tu objetivo en el horizonte y avanza seguro de tu rumbo. Si te cruzas con alguien desesperado que grita o que suplica no dudes en perder unos minutos, tiéndele tu mano amiga y susúrrale unas palabras de aliento, mañana puedes necesitarlas tu.

En ocasiones pensarás que tu objetivo es inalcanzable y tendrás la tentación de rebajarlo, pero tente, no lo hagas pues el esfuerzo, el trabajo, la paciencia y el Amor todo lo pueden. En estos casos que no te importe parar unos minutos o unas horas en la orilla del sendero y hacer balance de todo lo bueno que te ha aportado el camino hasta ese momento. Tampoco está de mas, durante estas paradas, soñar sobre cómo será tu próximo objetivo alcanzado, pues la ilusión no es si no una fuerza más que te empuja hacia esa meta, no la pierdas nunca.

El final del día se aproxima, haz balance. Desecha los malos pensamientos y guarda todo lo positivo en tu corazón, pues el día de mañana no empieza de cero ya que estaremos unos pasos mas cerca de nuestro objetivo, y con cada sol naciente tendremos un corazón diferente por lo aprendido la jornada anterior. Nunca olvides que cada día, de nuevo, sale el sol.

Lucas 1, 78-79

SÉPTIMO DÍA (La transfiguración de nuestro Señor, 06 Agosto)

Despedida de la Virgen (Tijalina).

Una de las actividades de este día fue la excursión a la aldea de Tijalina, a unos 30 Km de Medjugorje. En dicho pueblo se encuentra el gran «icono» del «fenómeno Medjugorje». Como no podía ser de otra forma, se trata de una imagen de la Madre de Dios, una imagen preciosa, inigualable, que por su gran belleza se ha tornado en la cara visible de las apariciones de la Virgen que,  se dice, han ocurrido en estas tierras de Bosnia.

Para evitar confusiones hay que recalcar que ésta imagen no es la más fiel a la descripción de los supuestos videntes. Este galardón, según dicen, se lo lleva una imagen pintada por el italiano Carmelo Puzzolo y que se encuentra en la sala de encuentros de la Parroquia.

LA IMAGEN DE TIJALINA

Reina de la Paz. Pintura de Carmelo Puzzolo

Imagen Virgen Tijalina

 

 

estatua bronce exterior iglesia de Tijalina

Fue una bonita forma de despedirnos de esta integrante del grupo que dejábamos allí, de la peregrina eterna que siempre anda por los caminos dispuesta a tender la mano al que se cansa, dispuesta a guiar al que hierra el rumbo y dispuesta a animar al que pierde la ilusión por seguir el camino de Jesús.

Bajemos del monte.

Llegó el momento de partir, de despedirse, de bajar de monte.

Tuvimos que trasladarnos a celebrar misa fuera del pueblo, ya que a la de la tarde no nos daba tiempo y no está permitido en Medjugorje celebrar misas fuera de los espacios y los tiempos de la parroquia.

Nuestro guía nos llevó a un centro de acogida de niños situado a pocos kilómetros de Medjugorje, la Aldea de la Madre, fundado en 1993 por el Padre Slavko Barbaric, que tanto ha hecho por la gente de esta zona. En este poblado se ofrece a los niños desamparados y abandonados una educación para que puedan crecer y desarrollarse en un entrono adecuado. Todo ello con una fuerte inspiración Cristiana. En este hogar pudimos celebrar una misa preciosa en medio de la naturaleza, una misa acogedora y cercana.

Misa en la Aldea de la Madre

Como no podía ser de otra forma, la celebración de este día era totalmente adecuada al mensaje de la peregrinación. Como he puesto al inicio, este era el día en que nos despedíamos de esta tierra de María, día en que emprendíamos el camino de vuelta hacia nuestras vidas y este también era el día en que Jesús nos decía claramente que hay que bajar del monte Tabor, que por muy a gusto que se esté en este oasis de Paz, la realidad de nuestro mundo tenemos que afrontarla. El Padre David lo resumió muy bien en la homilía; en la vida no hay lugar para tiendas, hay que hacer el camino de la Cruz como hizo Jesús. Conocedor del sufrimiento que se le venía encima, pudiendo aceptar el ofrecimiento que el desconcertado Pedro le hacía (¡con lo bien que se estaba allí!), Jesús siguió la Voluntad del Padre. Pero el padre David, con su alegría habitual, no sólo habló de cruces. Mencionó también lo que viene después, la resurrección, los frutos de nuestro caminar por esta vida. Como seguidores de Jesús, nuestros frutos no pueden aspirar a otra cosa que no sea la santidad, y dar así testimonio en medio de este mundo de que la vida en Cristo es posible. Y el cómo llegar a éstos frutos sólo hay una forma de saberlo, y es escuchando al mismo Jesús, leyendo su palabra.

Y así bajamos del Tabor, animados aunque algo tristes, decididos aunque algo desconcertados, esperanzados aunque algo desilusionados por haber llegado esta semana de Paz y Amor a su final. Cuando estás en Medjugorje te sientes mas Pedro que nunca, deseas que el momento de irse no llegue y sólo piensas en montar una tienda para Jesús y quedarte a la puerta para disfrutar por siempre de su Presencia.

 

Reflexión Padre Slavko Barbaric.

(padre Slavko Barbaric)

Querido peregrino, buscador de Dios!

Cuando te vas de peregrinación a Medjugorje, estás invitado a rezar en la iglesia, a participar en la Santa Misa, a confesarte, a ponerte en adoración ante Jesús Sacramentado, a subir al Krizevac (la montaña que nos recuerda la pasión de Cristo, nuestro sufrimiento y nuestra cruz) y a orar en el Podbrdo, la Colina de las Apariciones. Creo que has hecho todo esto, que has renovado tu fe, tu amor y tu esperanza, y que te has convencido de que Dios está cerca. Esta es la razón de tu viaje a Medjugorje.

Así es, en efecto, aquí Dios está cerca de todos los que le buscan. Se hace sentir, se hace amar. Él nos da la fuerza para consagrarnos a Él. Aquí Dios ha hecho brotar la fuente de la Paz por medio de la Reina de la Paz.

Estoy convencido de que ahora te surge espontáneamente una pregunta, que por otra parte muchos otros peregrinos se plantean: Aquí es todo bonito, aquí es todo fácil, todos rezan, todos buscan a Dios, pero ¿qué pasará una vez haya vuelto a casa? ¿Qué podré hacer para que mi paz crezca, para que mi amor avance, la confianza ocupe el lugar de la desconfianza, el espíritu de la reconciliación sea más fuerte que el de la discordia? La pregunta es muy importante.

Medjugorje es para los peregrinos lo que fue el Tabor para los discípulos: es necesario convencerse de que es posible vivir el amor y experimentar la gloria de Dios; pero es necesario volver a casa, cada uno a su Jerusalén, en la vida cotidiana, en el trabajo, en el estudio, en medio de muchas personas que no tienen las mismas creencias.

¡Sí, es necesario volver a casa!

En la iglesia de Medjugorje has orado mucho. No te ha sido difícil subir al Krizevac, independientemente del buen tiempo o del mal tiempo. Has encontrado el tiempo para subir incluso al Podbrdo, y has sido feliz.

Ahora deja de lado Medjugorje, como comunidad parroquial, y vuelve a casa llevando contigo, en tu mente y en tu corazón los lugares y los acontecimientos de Medjugorje. Estamos seguros de que en casa encontrarás tu Krizevac y tu cruz. En casa te encontrarás el sufrimiento que habías dejado. Este te aguarda. Pero no temas! El Krizevac de Medjugorje no es en absoluto más fácil que tu propio Krizevac, aunque, para muchos, eso se ha convertido en algo más comprensible y más aceptable, desde que, por voluntad de Dios, el monte más pequeño, es decir la Colina de las Apariciones se ha convertido en el lugar de encuentro más intenso con Dios por medio de María. Así que incluso si en casa te espera tu Krizevac, hecho, la mayoría de las veces, de sufrimientos y aflicciones, de las cuales no eres personalmente culpable ni responsable, construye inmediatamente al lado de estos un monte más pequeño, tu Colina de las Apariciones, tu Tabor! Entonces también el Krizevac adquirirá una nueva coloración, estará envuelto de una nueva paz y de una nueva esperanza.

Construye la Colina de las Apariciones en un rincón de tu apartamento o de tu casa. Encima colocarás una cruz más pequeña, una luz, la Biblia y ¡el rosario! Allí comprenderás tu Krizevac, tu paso por la vida y tu atardecer. Al lado de la Colina de las Apariciones, el Krizevac se convierte en el lugar de la resurrección, ya que ningún Krizevac existe para destruirte y arruinarte la vida, sino para ayudarte a alcanzar la salvación.

Recuérdalo bien! La Virgen ha tomado seriamente la palabra de Cristo.

Ella viene contigo sobre tu Krizevac, sobre tu Calvario, como de hecho ha dicho expresamente en el Mensaje de Navidad de 1986:

“¡Queridos hijos! También hoy agradezco al Señor por todo aquello que me está haciendo, en particular por el don de poder estar también hoy con vosotros, queridos hijos, estos son días en los cuales el Padre ofrece gracias particulares a todos los que le abren el corazón. Yo os bendigo y deseo que también vosotros, queridos hijos, conozcáis las gracias y que todo lo ofrezcáis a Dios, para que Él sea glorificado a través de vosotros. Mi corazón sigue cuidadosamente vuestros pasos.

Gracias por haber respondido a mi llamada.”

Este mensaje es válido no solo para quien está en Medjugorje, o para los videntes. Este ha sido dirigido a ti y a mí.

Vuelve a casa, bendecido para siempre por Quien está bendecido en la eternidad.

SEXTO DÍA (Virgen de las Nieves, 05 de agosto)

Las pruebas de la vida.

El final del festival ya se acerca, y este día escuchamos la última de las catequesis de Jacqes Phillippe. Como broche final nos quiso hacer ver cómo el crecimiento del hombre no se produce sólo a través de alegrías y consuelos, si no también a través de las duras pruebas que la vida nos pone por delante. En muchos casos, el crecimiento que provoca una caída es mayor que el que provoca una palmadita en la espalda. ¿Cómo afrontar estos momentos de oscuridad a la luz del Evangelio? Principalmente abriendo los ojos, porque la Luz de la Palabra siempre está ahí, y si lo vemos todo a oscuras será porque los tenemos cerrados. Todas estas pruebas, para un Cristiano, se pueden resumir en tres.

Pruebas de Fe. ¿Dios se ha olvidado de mi? ¿realmente existe un Dios y permite esto? en estos casos no debemos buscar una minimización del sufrimiento, si no encontrarle un sentido. Haciendo un acto de Fe en estos casos, nuestra Fe se arraigará más y crecerá dando más fruto. Una Fe que confía en las tormentas es un Fe adulta. No es fácil y mucho menos instantáneo, llegar a esta confianza es un proceso.

Pruebas de Esperanza. ¿con quien puedo contar? ¿hay una felicidad futura? No hay nada ni nadie en que sostenerme. las cosas de este mundo desaparecen o flaquean (amigos, salud, dinero…). Vemos la fragilidad de los demás y la nuestra propia. Estas pruebas normalmente nos enseñan humildad y a no juzgar a los demás. Debemos aprender a pedirle a Dios que no nos escuche por nuestros éxitos, si no por nuestras necesidades y debilidades, sabiendo que éstas son algo inherente en nosotros. Finalmente llegaremos a entender que los sufrimientos del hombre nos dan la oportunidad de echarnos en los brazos de Dios, que es nuestra roca, el que nunca falla.

Pruebas de Amor. Cuando me siento seco, sin vida interior. Pienso que Dios no me muestra ternura, que no me da los regalos que me daba antes. En estos casos analicemos como es nuestra oración, a lo mejor descubrimos que es pobre y desanimada, así nunca notaremos los regalos de Dios aunque nos los de a raudales. Perseveremos en la oración y se nos abrirán los ojos. también se puede reflejar como una prueba de Amor al prójimo (Cuesta mucho olvidarse de uno mismo, pero el verdadero amor busca siempre el bien del otro) o incluso a uno mismo (ver mis pobrezas y mis debilidades es muy duro, pero siendo mi amor generoso conmigo mismo será generoso con los demás).

Este Día, el 05 de Agosto, se celebra la festividad de la Virgen de las nieves o Dedicación de la Basílica de Santa María la Mayor. EL milagro de la nieve ocurrió a mitad del siglo IV. Un matrimonio que ya veía terminar su vida sin descendencia, decide entregar sus riquezas para construir una basílica a Nuestra Señora. Era tal su confianza y entrega a Dios que recibieron la bendición de saber por boca de la misma Virgen, durante un sueño, que en el monte donde iba a hacer nevar en pleno agosto en Roma era el sitio donde quería se construyera ese templo. Esto es un ejemplo de cómo Dios bendice  y nunca abandona a los que verdaderamente le ponen en primer lugar. Si no lo hacemos, no tenemos derecho a reprocharle nada, porque mas pistas sobre el camino correcto no nos puede haber dejado.

MILAGRO DE LA VIRGEN DE LAS NIEVES

La virtud de quedarse en la penúltima.

La misa de esta tarde fue la penúltima, ya que de madrugada, a las 0500, se celebra la misa de clausura en la cima del monte Krizevac. Siento no poder compartir esa experiencia con vosotros ya que no fui. Pero como me digo siempre, hay que dejar algo pendiente para tener un motivo por el que volver. Pero como vais a ver a continuación, la homilía de esta Eucaristía fue un verdadero mensaje de clausura.

Siguiendo el hilo de la catequesis, el predicador nos dio un truco para no caer y entrar en crisis cuando la vida nos ponga pruebas. Nos dijo que lleváramos siempre Medjugorje en el corazón. ¿Qué quiere decir esto? que sólo desprenderemos la Luz de Dios, y saldremos de la Esclavitud y oscuridad a la que nos somete el mundo moderno, recorriendo el camino que Jesús marcó y que tan presente está en este pueblecito de Bosnia, entre sus dos montes. En Medjugorje se lleva a cabo una nueva forma de evangelizar, viviéndose los Sacramentos de una forma muy especial, hagámoslo nosotros también en nuestra vida cotidiana. Esta forma de Evangelizar convierte a la Iglesia en el centro de todo, hace que la iglesia deje de ser un museo y nos saca a los cristianos del rol de blandengues que siempre hemos proyectado. Nos exhortó a que nos diéramos cuenta de todo lo que valemos, que tenemos un precio que nadie puede pagar, valemos la Sangre de Cristo, no hay que dejarse comprar por nada ni por nadie.

Animó a que nos pongamos altas metas, que demos al Señor el lugar que se merece en nuestra vida, el primero, que hagamos un plan para se más santos, desarrollando los talentos, perdonando, siendo justos y adorando al Santísimo Sacramento.

No debemos desanimarnos si la iglesia está vacía, que pasa muy a menudo, si no disfrutar de la presencia de Dios que desgraciadamente está en ese momento y en ese lugar igual de solo que tu. Pero si eso pasa es porque Dios lo quiere así, comprender esto es lo que dará sentido a tu vida en todo momento. También nos animó a que no cambiásemos por nada del mundo la misa semanal de los domingos y a que confiásemos en la Madre de Dios, especialmente cuando no nos atrevamos a acudir a Él directamente, ella nos llevará siempre al Padre, acompañándonos y animándonos en el camino.

Finalizada esta emotiva penúltima Eucaristía vivimos una adoración preciosa, tras la cual Los sacerdotes se colocaron a lo largo de los pasillos y, extendiendo sus manos sobre todos los jóvenes, fueron prolongación de los rayos de Luz que desprendía desde el altar el Santísimo Sacramento expuesto.

Y finalmente la fiesta de envío. Mientras el coro entonaba un canto tras otros, representantes de todos los países que habían acudido al festival pasaban con sus banderas a recoger un presente muy especial. Una bolsita con unas semillas, tierra y agua de Medjugorje, para que la semilla de esta tierra crezca en muchas parroquias a lo largo y ancho del mundo.

VIDEO ADORACIÓN CON IMPOSICIÓN DE MANOS Y ENVÍO.

Efectivamente a veces saber quedarse en la penúltima es una virtud y hace que saboreemos momentos que si hubiésemos llegado a la última se habrían disipado sin disfrutarlos.

La verdadera clave para superar las crisis existenciales, la gran prueba de Amor superada POR Y PARA TI.

En Medjugorje existen dos imágenes de Jesús muy especiales y de las que se puede decir que una no es nada sin la otra, al igual que el KRIZEVAC no tendría sentido sin el PODBRDO al lado. Se trata del CRISTO DE LAS VELAS  y el CRISTO RESUCITADO. ¿Qué interés especial, aparte de la sobrenaturalidad del hecho, habría tenido la resurrección de un hombre si éste no hubiera entregado antes su vida por infinito Amor al Padre y a sus hermanos? o por otro lado, ¿De qué habría servido que un hombre diera la vida por sus hermanos si todo se hubiera acabado ahí? Esta es la realidad que nos tiene que llevar a superar todas las pruebas de la vida: No hay Gloria Eterna sin una Cruz previa, ni Cruz aceptada con Amor que no nos lleve ante la Gloria De Dios.

CRISTO DE LAS VELAS

 

CRISTO-RESUCITADO

 

TAMBIÉN ESTAMOS AQUÍ

  • facebook
  • twitter
  • rss

publicaciones Recientes

ENTRADAS

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 254 suscriptores

ADORO ESTE BLOG (FACEBOOK)

ADORO ESTE BLOG (TWITTER)

Copyright © 2013 Pack Empresa Febe. Todos los derechos reservados.
Hosting WordPress | Web WordPress