Archivos de Categoría: Blog

Y HOY !¿QUÉ PIDO?¡

Alguna vez os habrá pasado algo así. Tenéis la carta delante y además sabéis perfectamente lo que el restaurante ofrece. Os dejan tiempo suficiente para decidiros, pero llega el camarero y resulta que no tenéis todavía idea sobre lo que queréis pedir.

A veces me pasa lo mismo ante Dios. Sé perfectamente lo que me ofrece, Amor sin medida, pero por mucho tiempo que pase ante Él, hay días que no sé qué pedirle. Suele coincidir con que me ha pasado algo que no deja de rondarme la mente, algo que me ha molestado o que me ha gustado demasiado (si, los gustos desordenados y/o en exceso también nos quitan la paz). Son momentos en que mi corazón se deja dominar por el yugo de las cosas terrenales y no es capaz de abrirse a lo espiritual, no es capaz de sintonizar con Dios. Jesús nos propone que nos centremos en cambiar ese “yugo”: Tomad sobre vosotros mi yugo, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas. (Mt 11, 29)

Comparto mi meditación por si algún día os encontráis en una situación parecida ¿y hoy qué le pido?

Un amigo me aconseja el plato perfecto.

El otro día acudí a una Adoración. Antes de entrar tuve un encuentro con una persona que me alteró, así que presta entré y me postré ante Él, pensando que sería arrodillarme y sentirme como nueva. Cuando llevaba  un rato allí mi corazón seguía incapaz de abrirse y sin saber qué pedirle.

Pasaban los minutos y nada, así que me acerqué al altar y tomé una cita bíblica de una caja que habían puesto a los pies del Señor. Decía así: Bienaventurados los mansos, porque ellos heredarán la tierra. (Mt 5, 4). (Algo más sobre las Bienaventuranzas , ¿Qué dice el catecismo?)

Ahora sí veía a Jesús ante mi, porque como dice el catecismo, las bienaventuranzas dibujan el rostro de Jesucristo. Los mansos… nunca había pensado yo en esta rasgo propio de los corazones más humildes. Los pobres de espíritu, los misericordiosos, los perseguidos (etc) sencillo entender a quién van dirigidas, pero ¿los mansos? ¿Quiere Jesús Cristianos atontados, manejables?

Así que me senté de nuevo, cogí la Biblia de mi móvil y busqué en qué otros pasajes se habla sobre ser mansos. Lo primero que me apareció fue el salmo 37, que para mi sorpresa no habla explícitamente de la mansedumbre, pero:

No te acalores por los malvados, ni envidies a los que hacen el mal,

pues pronto se secan como el heno, como la hierba tierna se marchitan.

Confía en Dios y obra el bien, vive en la tierra y practica la lealtad,

disfruta pensando en Dios y te dará lo que pida tu corazón.

Encomienda tu vida a Dios, confía en él, que actuará;

hará brillar como luz tu inocencia y tu honradez igual que el mediodía.

Descansa en Dios, espera en él, no te acalores contra el que prospera,

contra el hombre que urde intrigas.

Desiste de la ira, abandona el enojo, no te acalores, que será peor;

pues los malvados serán extirpados,

más los que esperan en Dios heredarán la tierra.

los honrados poseerán la tierra, habitarán en ella para siempre.

La boca del honrado susurra sabiduría, su lengua habla con rectitud;

la ley de su Dios está en su corazón, sus pasos nunca vacilan.

La salvación del honrado viene de Dios, él es su refugio en tiempo de angustia;

Dios lo ayuda y lo libera, él lo libra del malvado, lo salva porque se acoge a él. (Salmo 37)

Exactamente lo que necesitaba.

¿Qué dice el Papa sobre la mansedumbre?

Hace poco también di con este consejo de San Francisco de Sales: Al despachar a sus hermanos de Egipto, el santo y famoso patriarca José, para que se restituyesen a la casa de su padre, sólo les hizo este encargo: No os enojéis por el camino. Y pues esta miserable vida es camino de la bienaventurada, lo mismo te digo: no nos enojemos en el camino unos contra otros; caminemos con nuestros hermanos y compañeros con dulzura, paz y amor; y te lo digo con toda claridad y sin excepción alguna: no te enojes jamás, si es posible; por ningún pretexto des en tu corazón entrada al enojo (Introd. a la vida devota, III, 8).

Ingredientes de la mansedumbre

Cuando queremos conocer un plato lo primero es ver de dónde es originario. El fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, afabilidad, bondad, fidelidad, mansedumbre, dominio de sí; (Gal 5, 22). Así que ya sabemos, la receta para un corazón manso viene del Espíritu Santo. Otra cosa importante en los alimentos son los ingredientes. Un corazón manso está hecho de:

  • Moderación
  • Confianza en Dios
  • Agradecimiento
  • Verdad
  • Nobleza.
  • Justicia
  • Pureza.
  • Amabilidad.
  • Honradez.

Que vuestra mesura sea conocida de todos los hombres. El Señor está cerca. No os inquietéis por cosa alguna; antes bien, en toda ocasión, presentad a Dios vuestras peticiones, mediante la oración y la súplica, acompañadas de la acción de gracias. Y la paz de Dios, que supera todo conocimiento, custodiará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús. Por lo demás, hermanos, todo cuanto hay de verdadero, de noble, de justo, de puro, de amable, de honorable, todo cuanto sea virtud y cosa digna de elogio, todo eso tenedlo en cuenta. (Fil 4, 5-8)

Una buena mezcla de todo ello nos da el mejor sabor. Aquí quiero volver al Espíritu, como buen amigo nos revela el secreto de tan rico manjar. En la era de los químicos él nos confiesa que usa un potenciador del sabor particular, la Sabiduría (ayuda a degustar el gran Amor con el que Dios me ha creado, y a entender lo que favorece y lo que entorpece ese proyecto de Amor).

Este Amigo nos da un último consejo. Algunos platos se comen con cuchara, otros con las manos. Para disfrutar de la mansedumbre como Dios manda, y sacarle todo el jugo, él también nos da el utensilio adecuado, el Temor del Señor (Dispone mi corazón, con gratitud, apartándome de aquello que le desagrada a mi Padre) Si apeteces sabiduría, guarda los mandamientos, y el Señor te la dispensará. Pues sabiduría y enseñanza es el temor del Señor; su complacencia, la fidelidad y mansedumbre. No seas indócil al temor del Señor, ni te acerques a él con corazón partido. (Ecl 1, 26-28).

En definitiva, La mansedumbre es la virtud, fruto del Espíritu Santo,  que nos ayuda a moderar la desazón y la ira causadas por las cosas de éste mundo, guiada siempre por un recto entendimiento, sabiduría y temor de Dios.Chef especialista en mansedumbre.

¿Dónde pedir el mejor plato de mansedumbre? En cualquier lugar dónde te encuentres con tu Madre. María, ha demostrado ser la gran especialista en preparar un corazón  en el que Dios pueda hacer su voluntad, que no es otra que llevarnos con Él a las moradas del cielo (Juan 14, 2)

pídeselo así y te lo servirá en la mejor bandeja.

Mamá maría, Bendito sea tu Inmaculado Corazón.

Haz que los rayos de la Gracia de Dios, que de tu corazón emanan, atraviesen el mío.

Te pido especialmente la Gracia que haga florecer en mí el fruto de la mansedumbre.

Que nazca en mí un corazón que no se irrite con mis hermanos, que no se deje poseer por los excesos terrenales, que confíe y se abra a la Voluntad de Dios.

Quiero un corazón, noble, justo y puro como el tuyo, que goce con la verdad y no pierda la Paz.

Confiada acudo a ti, María, porque sé que atiendes todas las súplicas hechas con Amor, y yo te amo a ti y amo a tu Hijo con todo mi corazón.Santa

María, sirviéndome un corazón manso harás más grande ese Amor.

SEAMOS CEDROS

Para seguir con el tema de la Gracia, hoy les robo esto a las Dominicas de Lerma, espero que no les importe

HOY EL RETO DEL AMOR ES QUE SEAMOS CEDROS, QUE RETENGAMOS EN LAS RAMAS DE NUESTRA VIDA LA GRACIA

Hola, buenos días, hoy Matilde nos lleva al Señor. Que pases un feliz día.

EN LOS CEDROS ANIDA LA NIEVE

En Lerma ha nevado estos días de atrás, y es una bendición de Dios ver caer la nieve tan blanca y que cubre todo lo que toca. La Palabra de Dios lo dice muy bellamente en el libro del Eclesiástico (43, 18):

“Como aves que caen, Dios esparce la nieve,

su descenso es como langosta que se posa;

los ojos admiran la belleza de su blancura,

y de su caída como lluvia, el corazón se extasía”.

La huerta estaba toda blanquísima y también las ramas de los árboles y los tejados de las casas… Pero observé algo que me llamó la atención:

Mientras que los cedros retienen los copos en sus ramas, haciendo como especies de nidos, suaves y limpios, los pinos no conservan nada de nieve. En ellos, todo se transforma en agua que cae al suelo y la tierra lo absorbe…

Todo en la Creación recibe la misma bendición del Señor: la nieve; pero unos árboles retienen y acogen lo que la Providencia les envía; y a otros, en cambio, no les aprovecha para nada…

Y pensé que lo mismo sucede con la gracia: cae sobre todos los hombres de la misma manera, en todos quiere estar; unos la conservan en su corazón como una especie de blanco nido, y otros la dejan derramarse hasta el suelo y de nada les sirve, no retienen en su corazón el Amor…

¿Por qué sucede esto, si Jesús nos ha bendecido a todos con sus múltiples gracias…? ¿No será que andamos por la vida distraídos y divertidos, vertidos en muchas cosas, y no ponemos atención…?

Con un poco de escucha y mirada atenta, veríamos en cada acontecimiento la mano de Jesús que nos ama: unas veces curando nuestras enfermedades; otras, dándonos fortaleza y ánimo con su divino poder; y otras, en fin, estando a nuestro lado, acompañándonos y mirándonos con cariño, diciéndonos: ”¡Ánimo, adelante, yo estoy contigo!”…

Hoy el reto del amor es pedir al Señor que seamos cedros, que retengamos en las ramas de nuestra vida la gracia, y que ella nos vaya divinizando. Pidamos a Jesús que no permita que los dones que nos envía con tanto amor los dejemos derramarse hacia afuera, sino que aniden en nuestro corazón y nos llenen de su Amor y de su Luz.

VIVE DE CRISTO

HABLEMOS DE TORTILLAS.

Hablemos, la Fe nace de la Palabra.

ID AL MUNDO ENTERO Y PROCLAMAD EL EVANGELIO

¿Porqué no? me pregunto cada vez que se me presenta la oportunidad de sacar el tema de Dios en alguna conversación.

Jesús nos dice «Quien escucha mi palabra y cree al que me envió posee la vida eterna» (Jn 5, 24) ¿Cómo haremos que en nuestro mundo renazca la Fe en Dios si no hablamos de Él? Así que a partir de ahora, cada vez que se aproxime el tema, di ¿porqué no? si «La fe nace del mensaje que se escucha, y la escucha viene a través de la palabra de Cristo» (Rom 10, 17). El mismo Cristo nos lo encomendó «Id al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda criatura» (Mc 16, 15)

Hace unos días entablé una de estas conversaciones, fue algo así:

En un bar, pidiendo una tortilla de patata sin patata.

Cliente: Camarero, tráigame una tortilla de patata sin patatas, por favor.

Camarero: Disculpe, pero eso que usted pide no es una tortilla de patata, aquí lo llamamos tortilla francesa.

Cl: pero mire, a mi es que la tortilla francesa no me sacia ni me sabe tan rica, quiero una tortilla de patata. Pero recuerda, sin patatas.

Ca: A ver, voy a intentar entenderle ¿porqué no quiere patatas?

Cl: Los cultivadores de patatas son unos aprovechados, mataron a los indios para traer todas las patatas posibles del nuevo mundo. Sobre explotan la tierra y a sus trabajadores, incluso abusan de alguno de ellos.

Ca: Nosotros le compramos las patatas a un buen hombre que regenta un negocio local, que conoce y ama el mundo de la patata y hace su trabajo de la mejor forma posible respetando a sus trabajadores.

Cl: Será una excepción, la mayoría con unos caraduras, hacen las normas a su gusto para mantener el monopolio y controlar los precios y así controlan también a los consumidores de patatas, a mi no me vana controlar, por eso no quiero patatas. Ahora tráigame la tortilla de patata que le he pedido, porque es la más sabrosa, la que me calma el hambre y la que mejor sienta.

Ca: Marchando entonces una tortilla de patata, sin patatas.

Al terminar de comer

Cl: Vaya, resulta que esto no es suficiente para calmar el hambre que tenía, tráigame un postre bien dulce.

Cambia la palabra tortilla por Religión Católica, y la palabra patata por Sacramentos o Sacerdotes, y lo dulce… bueno, eso a interpretación de cada uno.

Como esta conversación, sin sentido, me suenan las que tengo cada vez que sale el tema de la religión con un cristiano católico de los que dicen «no practico» o «no creo en la iglesia y los curas». En definitiva, buscan una tortilla de patata sin patata.

En esta conversación te puedes sentir identificado con el cliente, si tu forma de afrontar la Fe es tibia y te excusas diciendo que es a causa de los demás (sacerdotes, misas aburridas, normas antiguas …). Si es tu caso por favor, no te ofendas, no dejes de leer, me gustaría contarte algo. Si en cambio te has sentido identificado con el camarero, sólo me queda recomendarte que tengas mucha paciencia, nada que Jesús no nos enseñara ya con su ejemplo.

La patata en el Reino de Dios.

Comparar el mensaje de Jesús (el Reino de Dios) con una tortilla de patata es un poco atrevido, pero quería plantear una conversación totalmente carente de sentido, como sin sentido es querer entender el mensaje de Jesús sin esa patata. Sabiendo que le tortilla es el Reino ¿qué es la patata? ¿Qué es aquello que le da al mensaje de Jesús ese sabor especial, esa textura que a todo el que lo prueba de corazón le enamora? Pues mirad, ese privilegio yo se lo adjudico a la GRACIA.

Por si alguno anda un poco perdido, la Gracia Divina no significa que Dios te haga reír. La GRACIA es una participación gratuita de la vida sobrenatural de Dios (Catecismo Iglesia Católica 1996-1997). DE LA GRACIA NACE EL HAMBRE DE VIDA ETERNA, LA VOCACIÓN A FORMAR PARTE DE SU REBAÑO AMADO. LA GRACIA ES UN REGALO DE DIOS, QUE SE RECIBE EN EL BAUTISMO Y SE PIERDE CUANDO PECAMOS GRAVEMENTE, CUANDO VOLUNTARIAMENTE NOS ALEJAMOS DE ÉL. LA FORMA DE RETOMAR ESTA AMISTAD, ESTA PARTICIPACIÓN EN LA VIDA DIVINA, SON LOS SACRAMENTOS. DE ELLA FORMAN PARTE LOS DONES  DEL ESPÍRITU SANTO QUE NOS DAN LA FUERZA NECESARIA PARA PARTICIPAR EN LA OBRA DE DIOS.

ÉL TE OFRECE AGUA VIVA, FUENTE DE VIDA ETERNA

En palabras de Jesus a la Samaritana «el que beba del agua que yo le daré nunca más tendrá sed: el agua que yo le daré se convertirá dentro de él en un surtidor de agua que salta hasta la vida eterna» (Jn 4, 14), este agua es precisamente su GRACIA.

Llegados a este punto merece la pena recalcar que Dios nos creó libres, eso quiere decir que en nuestra mano está aceptar o rechazar este gran regalo que nos hace, la GRACIA.

 

La GRACIA es el motor que nos mueve a ser Santos, a querer (y poder) imitar a Jesús. «Si yo, el Maestro y el Señor, os he lavado los pies, también vosotros debéis lavaros los pies unos a otros: os he dado ejemplo para que lo que yo he hecho con vosotros, vosotros también lo hagáis.» (Jn 13, 14 – 15). Si notas que te alejas de su camino de nada te servirá correr detrás de él, no le cogerás. Busca la GRACIA y ahí encontrarás de nuevo el sendero hacia la Salvación.

 

¿Donde buscar la GRACIA?.

La GRACIA se cultiva en el Corazón de la Iglesia Católica, que no es otro que sus comunidades.

La GRACIA se cosecha a través de los sacramentos, en especial la Eucaristía (Comunión) y la Reconciliación (Confesión) por ser a los que acudimos periódicamente.

Los labradores especializados cultivar GRACIA son los sacerdotes. «Todo lo que atéis en la tierra quedará atado en los cielos, y todo lo que desatéis en la tierra quedará desatado en los cielos.» (Mt 18, 18). «A quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos» (Jn 20, 23) . Todo esto se lo decía Jesús a sus discípulos más queridos, de quien los Obispos y sus ayudantes los sacerdotes, son sucesores.

¿Seguirás pidiendo tu tortilla sin patata?

Tú, que te dices Cristiano (seguidor de Cristo) pero que no vas a Misa, que no te confiesas, que no «crees» en la labor de los sacerdotes. ¿De verdad piensas que tu Fe está completa? ¿De verdad piensas que puedes llegar a imitar a Jesús sin ese regalo que es la GRACIA?. Prueba ir a Misa  y notar como Dios sigue ahí presente, hecho carne, nota como la comunidad te apoya y anima a ser más parecido a Jesús cada día. Acercáte por el confesionario y cuéntale al sacerdote los motivos por los que crees que estás alejado del Amor de Dios, de su GRACIA.

No seas tímido, pide tu tortilla con patata, vivirás una experiencia totalmente nueva.  Por tanto, el que está en Cristo es una nueva creación; pasó lo viejo, todo es nuevo. Y todo proviene de Dios, que nos reconcilió consigo por Cristo (2 Co 5, 17-18).

Y tú, que sabes perfectamente de lo que hablo pero a veces te parece imposible recibir ese regalo, por tu imperfección, por tu debilidad, por tu falta de compromiso… piensa quien es la LLENA DE GRACIA, piensa a quién Dios llenó de dones para que nada más tengas que pedírselos para recibirlos. Ella, su Madre, la Virgen María, está deseando que te dirijas a Ella con confianza y simplemente le digas «Dios te Salve María, llena eres de GRACIA…» Como decía San Luis de Monfort «María es el camino más corto, más seguro y más perfecto para llegar a Dios».

Vive tu vida como si fuera Adviento cada día.

Espero que la espera del nuevo post merezca la pena. Aunque hablo de un período que ya ha tocado a su fin, no está de más meditar sobre cómo lo hemos vivido, o incluso podemos prolongarlo, ya que Navidad no es sólo el 25 de diciembre, si no cada día en el que una nueva alma decide dejar que Dios nazca en su corazón . Así que ahí va mi reflexión sobre el Adviento.

El arte de la Espera.

Hoy en día esperar está pasado de moda, si algo quiero, lo quiero tener ya apretando un botón. En nuestro mundo ya no se disfruta de los procesos, del tiempo compartido entre amigos para lograr algo, del aprendizaje que nace del método ensayo/error hasta conseguir el resultado. Los procesos los hacemos lo más cortos posibles, utilizando miles de atajos, todo individualmente y tan rápido que no da tiempo a asimilar ningún tipo de lección, ese es nuestro día a día (móvil en el bolsillo, fast-food, trabajo on-line). Nos hemos olvidado de prestar atención a las cosas que nos rodean, a las personas que pasan por nuestro lado, porque implica pararse y esperar unas horas, unos minutos, unos segundos… La espera se ha vuelto un arte marginal, un arte que sigue produciendo obras grandiosas, sublimes, pero un arte que la gente no aprecia o no practica porque NO TIENE TIEMPO.

Pero atentos amigos, LA ESPERANZA ES ESPERA y, como bien dice el refranero popular, debe ser lo último que se pierda. Nunca dejéis de esperar, nunca perdáis la esperanza.

Con este título parezco el SUN TZU de la Espera. Nada más lejos de mi intención. No quiero dar lecciones sobre cómo esperar o lo bien que sienta, sólo pretendo escribir algunas líneas que resuman todo lo que ha pasado por mi cabeza durante las últimas semanas.

Qué es el adviento?

El adviento es un tiempo antes de navidad… verdadero. Comienza cuatro domingos antes de navidad… verdadero. Cada domingo en misa encendemos una vela de un color diferente … verdadero. Ya se canta algún que otro villancico… verdadero.

Pero, ¿Qué significa realmente el adviento? ¿Qué quiere la Iglesia de nosotros durante este tiempo? ¿Qué anhela Dios de nosotros?

El adviento es prestar atención y estar alerta. Esta actitud la podemos ver reflejada en las vírgenes prudentes (Mt 25, 1-13). El aceite que las vírgenes llevaban a mano no es otro que el conocimiento del Amado, el trato continuo con Él, el saberse dignas de su afecto. Este estar «listas» nace de la relación con Dios, de la oración constante. Aprender a orar, es aprender a prestar atención a la acción de Dios en tu vida. VIVE TODA TU VIDA COMO SI FUERA ADVIENTO CADA DÍA, ATENTO Y ALERTA

El adviento es preparación. Dios quiere estar en nuestro corazón siempre, quiere nacer en él cada día. Se toma la molestia de recordárnoslo cada año por estas fechas, por si acaso se nos llegara a olvidar. Pero ese pesebre de carne y hueso, tu corazón, ¿lo tienes listo para alojar a todo un Dios? ¿están tus manos limpias y dispuestas para acunar al niño Divino y presentárselo a los demás? ¿Están tus labio purificados para proclamar la buena noticia de este nacimiento celestial en el que tomas parte? Normalmente estamos llenos de impurezas, durante todo el año se nos ha ido enfriando el corazón que, con suerte, sí ardió el año anterior ante este Misterio. Así que aprovechemos estas semanas de invitación a la preparación profunda del pesebre, nuestro corazón, para alojar al mismo Dios. VIVE TODA TU VIDA COMO SI FUERA ADVIENTO CADA DÍA, TEN LOS CAMINOS PREPARADOS SIEMPRE.

El adviento es alegría. Estad siempre alegres, dice Pablo, orad constantemente, En todo dad gracias, pues esto es lo que Dios, en Cristo Jesús, quiere de vosotros (Tesalonicenses 5, 16-18). También exhorta desde prisión a los Filipenses a estar siempre alegres. La Palabra nos invita a una alegría diferente, la que nace de sabernos en el camino de Salvación, la que nace de la oración y el contacto con el mayor Amor, el de nuestro Creador. No es necesario acudir a una fiesta y poner la música a tope para mostrar nuestra alegría, ni siquiera es condición sine qua non la ausencia de problemas y cruces. Podemos estar alegres aún cargando la cruz más pesada, porque sabemos lo que nos espera al final del camino, la mayor recompensa, el Amor de los Amores, esa es nuestra verdadera meta, no los logros y riquezas de este mundo, si no la Vida Eterna. VIVE TODA TU VIDA COMO SI FUERA ADVIENTO CADA DÍA, NO PIERDAS NUNCA LA ALEGRÍA.

EL ADVIENTO ES ESPERA, espera activa, durante la que nos preparamos para acoger en nuestro corazón y en nuestra vida al Verbo Encarnado, ese que, hecho hombre y cargando con la Cruz, nos marca el camino de la Salvación.

El adviento de María.

Una joven de 14 años, embarazada de 9 meses, pasó días sobre un burro viajando de Nazaret a Belén. Iba acompañada por un hombre que hasta hacía poco apenas conocía. Llegaron a Belén, donde no había forma de encontrar alojamiento, o por lo menos la intimidad necesaria para dar a luz, ya que las posadas estaban llenas por la llegada de gente para el empadronamiento. Con dolores de parto, el lugar más  adecuado que encontraron fue un establo entre animales que José preparó lo mejor que pudo con mucho esmero. Así vino nuestro Dios al mundo.

Qué gran ejemplo de humildad y confianza en Dios nos dió María durante estos días. En ningún momento se menciona que maría se impacientara, o que se pusiera a gritar en medio de Belén o a increpar a los vecinos requiriendo un techo digno para que naciera el Hijo de Dios. Simplemente Confiaba.

María CONFIÓ 100% en Dios, pero confió y además se preparó desde el minuto uno de partido. El Adviento de María no se resume al Viaje de Nazaret a Belén. Comienza en el momento en que el Ángel le anuncia la Buena Nueva, 9 meses de preparación. Una preparación sin aspavientos ni éxtasis, día a día durante 9 meses, preparando todo aquello que una madre puede necesitar para acoger a su Hijo. María en su casa de Nazaret seguro que tenía preparado el rinconcito para el niño, su cuna, sus ropitas, y para el viaje seguro que llevaba su canastillo con los pañales y todo lo necesario. Esta perfecta criatura, aún confiando totalmente en la providencia del Padre, trabajó y preparó todo lo que estaba en su mano como Madre.

Dios no nos exige más que esto a nosotros, que durante nuestro que hacer diario arreglemos todo para su venida. Dios quiere que en nuestra familia tengamos el espacio donde acogerlo, que en nuestro trabajo tengamos también su rinconcito, que en nuestros momentos de esparcimiento por supuesto llevemos siempre el canastillo listo.

Amigos, vivid el día a día atentos, alegres y estad siempre preparados, como nos ejemplificó María. Morad en este mundo como si cada día de mañana fuera a ser Navidad porque:

UNA MARATÓN DE 34,5 KM HACIA MARÍA.

Los mas doctos en el tema del running pensaréis: ¿Pero qué maratón ni que nada, si una maratón son 41,2 km? otros pensaréis que qué tiene que ver esto con mi camino de Fe. Resulta que todo camino de Fe es como una carrera de fondo, la tarea que nos es encomendada cuando se nos regala la Gracia en el bautismo no está pensada para hacerse en un sprint, y quién mejor que María para acompañarte en esta carrera. Alcánzala a Ella, coge su ritmo, dale la mano y deja que te lleve camino al cielo. Pero su ritmo no se coge como si nada, requiere algo de preparación ¿te animas a correr una maratón de oración hacia Ella para, una vez alcanzada, ponerte a su ritmo?

ESPERANDO EN LA LINEA DE SALIDA.

En agosto, al partir hacia Medjugorje, me regalaron el TRATADO DE LA VERDADERA DEVOCIÓN A LA SANTÍSIMA VIRGEN, (LINK al PDF) de SAN LUIS GRIGNION DE MONTFORT. Me pareció el libro con el formato más indigesto del mundo, letras pequeñitas, súper juntas, punto tras punto… pasé bastante del libro y de todo lo que significaba.

Durante el viaje nos hablaron varías veces de este Santo y de la consagración total a la Virgen. Lo que me provocó pasotismo al principio, terminado el viaje, se tornó casi en una necesidad. Cuál es mi sorpresa cuando, en una de las primeras reuniones de Emaus tras el verano, comentan que van a organizar una tanda de consagración. No cabía en mi de gozo por la posibilidad que la Virgen me ponía delante, con mis hermanas de Emaus y con mis compañeros de viaje de Medjugorje (que también se apuntaron) , iba a ser precioso. Pero no, ese no era el plan.

El inicio de la carrera se iba retrasando, pasaban las semanas y la pistola que daba la salida no sonaba, la espera en la línea de comienzo se hacía interminable. Llegó el 8 de noviembre, 30 días para el 8 de diciembre, fecha Mariana por excelencia (la consagración se debe hacer en una fiesta Mariana) era el día que elegimos en septiembre al formar el grupo. La preparación de la consagración total según SAN LUIS GRIGNION DE MONTFORT dura 33 días, así que ya no me daba tiempo.

¿PORQUÉ 34,5 KM? 34,5 ES A 41,2 COMO 27 ES A 33.

8 de noviembre, bajón total, no entendía como la Virgen había puesto esa ilusión en mi corazón para nada … pero decidí confiar. Esa noche me tropecé en Facebook con un post de Emilio Ferrando, Valenciano que vive en Medjugorje, hermano de alguna de mis hermanas de Emaus. En el post había sólo dos fotos, una de ellas tenía este título CONSAGRACIÓN A JESÚS A TRAVÉS DE MARÍA. Vaya, pensé, menuda casualidad, el día 3 de la consagración (era la del día anterior, 7 de noviembre) no voy tan retrasada… enseguida mi atención se distrajo, maldito patas, ahí se quedó la cosa.

María, como buena Madrecita, jamás se cansa de insistir. Al día siguiente me tropecé de nuevo con otro post de Emilio, sobre lo mismo, día 5. Pero esta vez no eran sólo dos fotos, las acompañaban una reflexión preciosa titulada ¿DEBERÍAMOS ENTREGÁRSELO TODO A MARIA?. La leí y ya sí que sí, la idea de entregárselo todo a Ella me cautivó. Llegué a casa y busqué aquel tratado, lo abrí y empecé a leerlo, a disfrutarlo, a degustarlo. Ese escrito es un verdadero tesoro, y lo había tenido tres meses en casa sin ni siquiera mirarlo

Aquí me gustaría hacer una paréntesis/reflexión; ¿tenemos en nuestra vida algún tesoro de este tipo, regalos De Dios a los que no hacemos ni caso? El otro día escuchaba algo respecto a esto. En la Biblia, ¿quién es el más tonto, o el más pringado como diríamos hoy en día? no es Abraham por casi matar a su hijo, ni Pedro por negar a Jesus cuando tanto lo amaba, ni siquiera Judas por traicionarle, el más tonto fue el dueño de aquel campo que se menciona en Mt 13. Lo vendió como si nada, para después enterarse que el que se lo había comprado había sacado de allí un tesoro… menuda carita se le debió quedar ¿verdad? No dejes que eso te pase a ti, primero de todo no vendas tu campo a nadie más que a Dios, y segundo, escudriña bien tu campo, con todas las herramientas posibles, seguro que tienes más de un tesoro o talento escondido, no lo dudes.

Volviendo al tema, el post del día 6 (viernes 10 de noviembre) ya lo busqué ex profeso. Ese día tocaba escuela de palabra de Verbum Dei, y allí me comentaron que los ejercicios espirituales que en principio eran de 7 días en el puente de diciembre (no podía ir por trabajo), se habían acortado a 5 días. Lo vi claro, ya podía ir, eso es lo que quería María, que me consagrara por mi cuenta el 8 de diciembre, durante esos ejercicios de preparación para la Navidad. Y por fin escuché la pistola que me daba la salida para la carrera. Era día 10 de noviembre por la noche, empezaría el 11, 27 días hasta el 8 de diciembre… lo dicho, 33 días en 27, pero con la ayuda de María me sentía capaz.

PLANIFICACIÓN Y EQUIPAMIENTO PARA LA CARRERA.

He decidido prepárame por mi cuenta, pero no sola, María y el Espíritu Santo me están ayudando mucho.

La primera parte de los 33 días son 12, para vaciado del espíritu del mundo. Decidí empezarlos de dos en dos, y menuda sorpresa cuando el 17 de noviembre veo en el Facebook «día 13», y en EL LIBRO DE PREPARACIÓN (LINK al PDF) veo «día 13… segunda parte, conocimiento de sí mismo». Los 12 días preliminares son un poco más light, así que me costó poco este pequeño esfuerzo en los primeros kilometro. Gracias madrecita, planificar la carrera ha sido muy fácil siendo tú mi compañera.

Planificada la carrera toca buscar la mejor equipación. Eso también ha ido viniendo desde algún sitio ajeno a mi, me explico.

  • El TRATADO, podrían ser las zapatillas, ya he contado como lo recibí.
  • Otro escrito útil, de los Padre Monfortianos, es el LIBRO DE PREPARACIÓN, los pantalones de correr, al cual llegué el día 11 de noviembre, por casualidad, buscando el Tratado en PDF.
  • Un libro que me está viniendo como anillo al dedo estos días es CARTAS DEL DIABLO A SU SOBRINO, de CS LEWIS, la camiseta técnica. 31 capítulos cortos, casi uno para cada día. No es un documento «oficial» para la preparación, pero al ser una de las ideas principales de San Luis el apartarse y renunciar al mal… no está de más conocer cómo actúa en nuestra vida diaria.
  • No nos podemos olvidar de los calcetines. Esta función se la asignaré a un librito que llegó a mis manos en la reunión de Emaus del 15 de noviembre,EL LIBRO DE LA CONFIANZA(link al PDF) de P. Thomas de Saint Laurent.
  • No podemos olvidarnos de escoger ropa interior adecuada, la parte más personal e íntima. Cada uno llegamos a la línea de salida con una condición física y unas limitaciones determinadas, cada persona ha tenido un camino hasta aquí. En mi caso esta ropa interior es el libro VIRGINIDAD 2.0 de Jesús María Silva Castigniani. Llegó a mis manos por una decisión loca el 10 de noviembre, camino a la escuela de palabra, cuando todavía no había decidido empezar la preparación. Me sobraban 5 minutos y sin pensarlo entré en Paulinas. No tenía una intención fija, tenía cinco minutos, pero en uno ya tenía ese libro comprado. 11 capítulos, uno por día, y un plan de trabajo para dejar que el Espíritu Santo te regenere, renueve y justifique.
  • Y por último, hoy en día no se concibe ir a correr sin música, que hace más amena la aridez de los interminables kilómetros (en este caso los largos ratos de oraciones y lecturas). Gracias a los post que ya mencioné de Facebook descubrí un libro muy especial: 33 DÍAS HACIA UN GLORIOSO AMANECER (link al PDF)Se trata de un itinerario de consagración, no alternativo, más bien paralelo o complementario al Monfortiano. No entendáis que la enseñanza monfortiana no sea adecuada, o incompleta, pero es del siglo XVII. Desde entonces ha habido grandes figuras que, precisamente inspirados por las enseñanzas de San Luis, han vivido de la mano de María. La enseñanza monfortiana es algo así como la música clásica y el libro del glorioso amanecer la música moderna, una no anula a la otra, se complementan, la segunda no existiría sin la primera. Este libro también se divide en 4 partes, 4 semanas, la primera dedicada a San Luis de Monfort, la segunda a San Maximiliano Kolbe, la tercera a Santa Teresa de Calcuta y la cuarta a San Juan Pablo II. En el siglo XXI no se puede concebir la devoción a María sin conocer la relación que estos tres santos han tenido con Ella.

Aquí dejo por ahora el relato de mi maratón de oración por, para y con María, hacia Jesús. Os iré contando cuando haya recorrido algún kilómetro más. Mientras tanto, si alguno se queda con ganas de conocer qué es esto de la consagración a Jesús por María, os dejo sitios web donde lo explican muy bien.

LAZOS DE AMOR MARIANO. ¿QUÉ ES ESO DE LA CONSAGRACIÓN?

CONSAGRACIÓN A MARÍA ONLINE.

TAMBIÉN ESTAMOS AQUÍ

  • facebook
  • twitter
  • rss

ENTRADAS

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 302 suscriptores

ADORO ESTE BLOG (TWITTER)

Copyright © 2013 Pack Empresa Febe. Todos los derechos reservados.
Hosting WordPress | Web WordPress