Archivos de Categoría: Blog

CUARESTENA COLOR DE ROSA

LEATARE

Segundo domingo de cuarestena, y Dios vuelve a regalarnos algo muy especial para sobrellevar esta situación.

En el día de hoy la Iglesia celebra el domingo LEATARE, que junto con el domingo GAUDETE son los días de gozo y regocijo que celebra la Iglesia. En los dos días el sacerdote, si tiene a mano los ornamentos, se enfunda el color ROSA.

¿y todo esto porqué? porque en medio de los periodos de espera, de preparación y conversión, la Iglesia quiere recordarnos que lo principal de nuestra Fe no es el sacrificio sin sentido, si no la espera esperanzada mientras dura la tormenta, ni son las caras largas por el dolor de la pasión, si no la confianza de que Dios siempre provee para nuestro bien.

ALEGRÍA Y ESPERANZA.

Como si de una verdadera estancia en el desierto se tratara, esta cuaresma, Dios nos ha regalado una oportunidad única para entender todo lo que significó para Él la espera de su pasión.

¿En algún momento perdería Jesús la alegría? Él conocía las profecías, sabía que el destino del Hijo del Hombre era padecer vejaciones y sufrimientos. ¿Vamos a perder nosotros la alegría por haber perdido la libertad de movimientos en un mundo que al último lugar que nos animaba a dirigirnos era al cielo? ¿por habernos separado de nuestras rutinas que realmente no daban ningún fruto? ¿por haber puesto un metro de separación con el hermano al que hace años que no miro con amor?

No, no perdamos la alegría, mas bien esperemos pacientemente porque Dios no abandona a los que le aman de corazón. Como decía San Pablo : «Que la esperanza os tenga alegres; manteneos firmes en la tribulación, sed asiduos en la oración» (Rom 12,  12)

TRUCOS.

Ya sé, ya sé que lo que pido no es fácil. La liturgia de este domingo laetare nos da un truco esencial, la confianza «El Señor es mi pastor nada me falta … Aunque camine poro cañadas oscuras nada temo, porque tú vas conmigo» (Salmo 22)

No sólo el salmo 22 nos da confianza y nos muestra la bondad de Dios en todo momento, especialmente en los de necesidad. Así os animo, en los momentos de angustia, a investigar en la Biblia qué palabras dio Jesús a sus discípulos (en los Evangelios) o Dios al Pueblo de Israel (en el antiguo testamento) para que perseveraran en las dificultades. Os animo a leer a Jeremías o Isaías. «sobre nosotros se derramará el espíritu desde arriba. Entonces el desierto se transformará en vergel, y lo que ahora es llamado vergel será tenido por terreno baldío.» (Is 32, 15). ¡QUÉ ALEGRÍA!

ALEGRÍA CON MARÍA.

Hay un último truco que a mí me funciona para no perder la alegría. No se desvincula de los dos anteriores, ya que se trata de fijarnos en aquella que confió y PROCLAMÓ: «MI ESPÍRITU SE ALEGRA EN DIOS MI SALVADOR». 

Hoy os voy a hablar de ella de una forma muy especial. Hace un par de años descubrí la advocación de MARÍA DE LA ROSA MÍSTICA, muy apropiada para los momentos que vivimos. En unas apariciones en MONTICHIARI (Italia), María animó a vivir el espíritu de oración, de sacrificio y de penitencia. Estos tres espíritus me parecen perfectos para adentrarnos de una forma transformadora en la cuarestena en la que no nos queda otra que vivir.

Oremos, ofrezcamos sacrificios (los que inevitablemente estamos padeciendo) y hagamos penitencia, sabiendo que esto pasa, y que todo lo hacemos de la mano de María. Cuando creamos que las fuerzas nos faltan aclamemos a nuestra Madre gritando con alegría.

MARÍA, ROSA MÍSTICA, MADRE DE JESÚS Y MADRE MÍA!

TU ERES MI ESPERANZA, MI  FORTALEZA Y MI CONSUELO.

DAME TU MATERNAL BENDICIÓN DESDE EL CIELO.

EN EL NOMBRE DEL PADRE, DEL HIJO Y DEL ESPÍRITU SANTO. AMÉN.

De la mano de María, con la confianza puesta en Dios, convirtamos esta cuarestena en una camino de transformación de nuestro interior. Pero no lo dejemos ahí, somos luz por el Señor, vivamos como hijos de la Luz, según la Bondad, la Justicia y la Verdad que son frutos de La Luz (cf. Ef 5, 8). Que en estos momentos, que fácilmente nos hacen caer en la oscuridad, nuestra  alegría y nuestra luz conviertan los caminos de la cuarestena en caminos de Amor, que ningún hermano camine en tinieblas.

Hagamos de esta cuarestena un camino de color de rosa para nosotros y para los que nos rodean, CON MARÍA SIEMPRE CON ALEGRÍA. 

 

COMPAÑERO DE CUARESTENA.

CONSAGRACIÓN A SAN JOSÉ EN CUARESTENA

Termina un día muy especial. En el confinamiento de mi casa llegó el día de mi consagración a San José, después de 33 jornadas de preparación según el método del Padre Donald H. Calloway. 33 días Leyendo sobre él, 33 días rezando sus letanías.

He descubierto muchas cosas nuevas sobre el Santo Patriarca, como el día en que fue proclamado PROTECTOR DE LA SANTA IGLESIA (8 diciembre 1870) o que se le considera El SALVADOR DEL SALVADOR. También he descubierto porqué se le llaman TERROR DE LOS DEMONIOS y que el anillo de boda de José y María se conserva como reliquia en una ciudad italiana llamada Perugia, el SANTO ANELLO.

EL MÁS SILENCIOSO.

Hace dos días me pasó algo muy bonito, asistiendo a una misa por internet me fijé en el retablo y dije «vaya, que bonito cuadro de la visitación».  Avanzada la misa me empecé a fijar en algo especial, en el cuadro nos sólo estaban María e Isabel, había alguien más. Uno de los temas sobre los que había leido en el libro de la consagración fue sobre este, precisamente, que lo más seguro es que San José hubiese acompañado a María a casa de Isabel. ¿habías pensado alguna vez sobre ello? ¿te habías fijado en algún cuadro de la visitación donde suelen aparecer José y Zacarías? yo jamás, nunca me había planteado si San José estaba o no, pero ante esa imagen la figura siempre tan ausente de San José adquirió todo su sentido para mí, dando así sentido a muchas otras cosas.

Justo ese día había leído sobre el silencio de San José en la Biblia. Ni una Palabra se lee en los Evangelios que salga de la boca de San José,  es el más prudente, el mas obediente, el más justo, el más valiente… y todas estas virtudes las ejerce siendo el más silencioso. Igual que maría, San José es modelo de humildad, supo decrecer para que crecieran El Hijo De Dios y su Santa Madre. No nos cansemos nunca de contemplar esta maravillosa cualidad del noble descendiente de la casa de David.

CONVERSIÓN EN EL HOGAR

No por casualidad este tiempo de retiro en casa nos ha sorprendido durante la cuaresma, tiempo de conversión por excelencia, de cambio, de reflexión sobre la dirección de nuestras vidas, es el momento de la preparación para la contemplación del GRAN MILAGRO DE LA MISERICORDIA DIVINA, LA RESURRECCIÓN. No por casualidad a los pocos días de empezar la cuarestena hemos celebrado un día tan especial como el que hemos celebrado hoy, el del PRIMER ADORADOR DE JESUCRISTO, el del primer hombre que realizó una procesión eucarística. Uniendo estas circunstancias entendemos como Dios nos invita a tomar a San José como compañero de camino para estos días excepcionales y duros, también a adoptarlo como modelo para nuestra vida de hogar que tan intensa se hará en las próximas semanas.

María y José formaron el hogar donde nació El Salvador del mundo. María y  José contemplaron durante 30 años al Dios encarnado. María y José le acompañaron en su crecimiento, le enseñaron a hablar, a rezar, a trabajar la madera… Dios nos está diciendo que CONVIRTAMOS NUESTRAS CASAS EN HOGARES DONDE NAZCA JESÚS, DONDE SE LE CONTEMPLE Y DONDE EL AMOR POR ÉL CREZCA Y MADURE hasta hacerse profundamente sincero.

SAN JOSÉ, GLORIA DE LA VIDA DOMÉSTICA Y PILAR DE LAS FAMILIAS (dos de las letanías de San José).

¿TE ANIMAS?

NO quiero despedirme sin animaros a que también os lancéis a hacer la consagración a San José.  La siguiente gran fiesta dedicada a San José es el DÍA DE SAN JOSÉ OBRERO, el 1 de mayo, y los 33 días de consagración para acabar entonces comenzarían el 30 de marzo. Tienes 10 días para hacerte con la Guía. Desgraciadamente no está al alcance de todos, el libro del Padre Calloway por ahora no está traducido al Español, así que hay que hacerla en Inglés. De todas formas os dejo el LINK a su página donde se puede adquirir el libro por si hubiera leyendo esto algún valiente políglota con ganas de vivir una aventura preciosa, no te arrepentirás ¿te animas?

INDIFERENCIA QUE CURA

¿Y SI LO TENGO?

Llevo varios días haciéndome esta pregunta ¿tendré el coronavirus? ¿estaré infectada también? no tengo tos, no tengo fiebre, pero de vez en cuando me entra un dolor de pecho un poco molesto.

Como os podréis imaginar para nada se trata de eso, si no de otro mal muy extendido estos días, que se llama ansiedad por exceso de información, o simplemente estrés. Cuando uno empieza a meter muchos datos en su cabecita,  cuando ocurren muchas cosas nuevas, todo eso se acumula en nosotros y acaba haciendo presión en la zona donde el hombre tiene el centro,  en el corazón. Como exclamaba JOB cuanto tuvo que sentir algo parecido «Por dentro me hierven las entrañas, y no puedo descansar; me vienen al encuentro días de aflicción.» (Job 30-27)

Estoy segura que no soy la única que se está saturando estos días, así que voy a contaros la medicina que he encontrado y que me ha curado esta enfermedad.

EJERCICIOS ESPIRITUALES DE CUARESTENA.

Entre tanta información, hace unos días me llegó un aviso del canal de youtube del Padre Siegrist que anunciaba que iba a empezar unos ejercicios espirituales ignacianos (os dejo el LINK por si alguno se anima). Llevo muchos años queriendo sacar tiempo para hacer unos ejercicios en plan serio,  pero se me hacía imposible. Así que este aviso me pareció providencial y me lancé de cabeza.

Cuando acabó la segunda meditación fue cuando me di cuenta que algo había cambiado. Ya no sentía esa presión en el pecho. Y me puse a pensar sobre la charla que acababa de escuchar y a repasar lo que había apuntado en mi libreta. En ese momento mis ojos cayeron sobre esta palabra, INDIFERENCIA. El Padre sólo habla al final, pero yo había apuntado varias cosas. Como que las cosas de este mundo nos atan, tanto lo físico como lo afectivo, tanto lo placentero como lo que nos asusta. Y en esto último estaba yo, dejándo que el miedo a lo que está pasando me llevara a buscar y buscar información, pero ¿para qué?

Me senté, respiré ondó y releí la frase estrella de SAN IGNACIO DE LOYOLA sobre LA INDIFERENCIA:

«es menester hacernos indiferentes a todas las cosas creadas en todo lo que es concedido a la libertad de nuestro libre albedrío y no le está prohibido. En tal manera no queramos de nuestra parte más salud que enfermedad, riqueza ni pobreza, honor que deshonor, vida larga que corta, y por consiguiente en todo lo demás solamente deseando y eligiendo, lo que más nos conduce para el fin que somos criados» (EE. 23)

Esta frase es parte del principio y fundamento de los Ejercicios espirituales, donde explica que el hombre fu creado para alabar, hacer reverencia y servir a Dios para mediante eso salvar su alma, y el resto de cosas han sido creadas para ayudarle a este fin, no para entorpecerlo. Así que si algo nos detiene o nos ata, como el miedo (o la información en exceso) nos ofrece esta solución, la SANTA INDIFERENCIA.

LA PILDORITA DE SCHOENSTATT.

Pero con la indiferencia a secas no llegó mi cura, la indiferencia por sí sola se queda en una mera evasión. La indiferencia debe ir acompañada, o nacer, de la CONFIANZA.

Cuando avanzaba la mañana me llegó un vídeo de las Hermanas de María de Pozuelo (las monjitas de Schoentatt) Donde leían lo siguiente: «Dejar que Dios elija por nosotros (osea, confiar en Él) nos infunde una actitud de despreocupación. Esa despreocupación debería reflejarse en nuestro cuerpo y alma. Por lo común estamos intranquilos y ansiosos a causa de las interferencias que hay en nuestro espíritu.» (DIOS PRESENTE, Padre José Kentenich). 

Y con esto ya si, me he escrito las dos frases en un papel y durante el día, cuando han reaparecido los síntomas (dolor en el pecho) me he sentado y las he leído con calma.

Esta ha sido mi oración de hoy y la forma como después de varios días de afección la SANTA INDIFERENCIA y la CONFIANZA han sido el medicamento que me ha  devuelto La Paz. Porque como también decía el Padre Kentenich :

«Aquí en la tierra no hay seguridad alguna que pueda serenarnos. Sólo hay un péndulo que oscila en el aire. La solución de todos los problemas reside en la vinculación íntima, sencilla y filial al Padre. Si no os hacéis como los niños, no podréis entrar en el reino de los cielos.» (Niños ante Dios)

 

CUARESTENA

LA QUE HA LIAO … DIOS.

Algunos os estaréis preguntando porqué Dios ha mandado esto, porqué el coronavirus, porqué tenemos que pasar por estos agobios, incertidumbres, encierros… YO TENGO LA RESPUESTA. Dios quería que volviera a escribir y ha tenido que liarla muy gorda para que me enterara, para que volviera a dedicarle tiempo, para que volviera a pararme y pensar en Él. Porque como nos decía el Evangelio de ayer, día en que se anunciaron las medidas del estado de alarma, El hijo pródigo tuvo que pasar hambre y necesidad para acordarse de lo bien que estaba con el Padre Bueno (cf. Lc 15, 11-32)

 

TU TAMBIÉN HAS DEJADO DE ESCRIBIR.

Pero no soy tan creída, se que esto ha pasado para que yo volviera a ponerme frente al ordenador, pero no sólo por eso. Estoy segura que tú, en los últimos tiempos, meses, años… también habías dejado de hacer algunas cosillas que a Dios le agradaban. O a lo mejor llevas mucho tiempo sabiendo que tenías que hacer algo sin acabar de hacerlo. También necesitabas sentirte hijo solitario y necesitado para convertirte en hijo pródigo.

No sólo hablo de cosas que tienen como referencia a Dios, también podemos identificar familiares y amigos que teníamos abandonados, compañeros de trabajo con problemas personales a los que hacía mucho que no les preguntábamos un simple ¿qué tal va todo, estás bien? En definitiva, hermanos a los que habíamos dejado de considerar como prójimo porque nuestro centro somos nosotros mismos, nos hemos convertido en el hermano mayor de la parábola.

Pero tampoco queda aquí, a lo mejor también reconocemos alguna dimensión personal que podemos haber abandonado, carencias en el cuidado de nosotros mismos, en nuestro arreglo, en el orden de la casa o en el entusiasmo por nuestra labor profesional.

 

PEQUEÑOS MILAGROS.

Este momento de nuestras vidas, estas próximas semanas en que estaremos menos inmersos en la vorágine del mundo moderno, es perfecto para pensar en todas esas cosas que queremos cambiar. Dios nos ha dado este tiempo para poder vivir pequeños milagros. Os pondré un ejemplo de algo que me ha pasado, de mi pequeño milagro; Llevo dos días de fin de semana haciéndome la cama. Os confieso que no suelo hacer la cama ningún día, la mujer que me arregla la casa me la hace los días que viene. Mucho menos la hacía los fines de semana que me quedaba en “plan tranquilo” y este finde la he hecho las dos mañanas, FLIPA. Entrando en cosas más serias, hacía mucho que no me paraba a hacer media hora de oración, sabiendo desde hace años que tenía que sacarla no lo conseguía. Y estos dos últimos días lo he conseguido. Lo mismo me ha pasado con coger el teléfono y escribir y llamar a varias amigas a las que llevaba mucho sin hacerlo (también he recibido algunas llamadas y mensajes que no esperaba, esto me demuestra que no es algo que esté viviendo yo.)

Así que te animo a detenerte, a pensar y a ponerte luego en movimiento para buscar tus PEQUEÑOS MILAGROS.  

UN PEQUEÑO TRUCO (ALGUIEN QUE ME HA AYUDADO)

Y sin ánimo de enrollarme mucho más voy a terminar con una pequeña idea, un consejillo, la referencia de alguien que te puede ayudar, lo se porque a mi me ha ayudado,

Porque los milagros no dependen sólo de nuestras fuerzas, si no no serían milagros, Dios nos dejó muchos medios por los que su Gracia nos llega y nos impulsa para conseguir lo que a priori nos parece imposible. Una de esas ayudas es la intercesión de Los Santos, y en muy poquitos días celebramos al hombre más santo de la Iglesia, al Santo más grande después de María. Sí, el 19 de marzo celebramos a SAN JOSÉ.

Hace 29 días comencé una consagración de 33 días a San José, con un libro del Padre DONALD H COLLOWAY (Consacration to St. Joseph, os dejo el LINK a su WEB) , y día tras día he ido notando como me acompañaba en el camino de esta crisis. José vivió crisis, vivió incertidumbre, tuvo motivos para pasar miedo, pero en medio de la inseguridad siempre mantuvo la calma, siempre se volcó en cuidar a su familia y por ello me ha ayudado a vivir con calma estos días, a mejorar mi trato con Dios y a pensar más en los demás, El fue el campeón de todo esto.

 

JOSÉ, ESPERANZA DE LOS ENFERMOS, ILUMÍNANOS EN ESTOS TIEMPOS DE PANDEMIA.

QUE NO PUEDA CON NUESTROS CUERPOS EL CORONAVIRUS Y QUE NO ATAQUE NUESTRA ALMA EL VIRUS DEL PECADO.

DEFIÉNDENOS Y ACOMPÁÑANOS.

QUE CADA PERSONA QUE SE ACUERDE DE TI DURANTE ESTA CUARESTENA VIVA SU PEQUEÑO MILAGRO.

 QUE VIVAMOS ESTOS DÍAS COMO LO QUE SON, LA PREPARACIÓN PARA EL GRAN MILAGRO, LA PASIÓN MUERTE Y RESURRECCIÓN DE TU HIJO ADOPTIVO, JESÚS. 

P.D.: Quiero recalcar que el primer punto tiene un tono marcadamente irónico, escrito porque no tengo ganas de dar más explicaciones sobre porqué no he pasado por aquí en mucho tiempo. En ningún momento pienso que Dios haya mandado esto, más bien pienso que Dios nos ha creado tan tan tan perfectos, a su imagen y semejanza, que de situaciones complicadas como esta,  que inevitablemente siempre llegan, el hombre que pone su confianza en Dios siempre acaba sacando algo bueno. ESTA VEZ VOLVEREMOS A SACARLO, PORQUE DIOS NO NOS ABANDONA NUNCA.

CORAZÓN TRANSFORMADO.

Mucha gente no entiende lo que pasa en Medjugorje ¿Porqué cuando estos 50000 jóvenes vuelven a sus casas, a sus 80 países de origen, muchas cosas comienzan a cambiar?

El secreto de Medjugorje.

El celebrante de la misa (3 de agosto), Visitador apostólico Monseñor Hoser, comenzó su homilía presentando este festival como un momento de encuentro y conocimiento, con Dios, con otras personas, con uno mismo, pero especialmente con este lugar. Medjugorje es una realidad intensa, un misterio, una experiencia profunda que ocurre en el mundo del Espíritu, en lo más profundo de cada ser humano que se acerca a este lugar, EN EL CORAZÓN.

En la vida encontramos bien y mal, realidades a las que los corazones humanos son sensibles, muy especialmente los corazones jóvenes.

El corazón es ese lugar de la persona donde se produce una batalla, muchas veces cruenta, entre lo bueno y lo malo. Medjugorje no es una excepción, también requiere de armas espirituales, de tiempo de silencio, de oración, de meditación, de penitencia y ayuno, porque la realidad de la vida no pasa, si no que permanece y se hace todavía más clara a la Luz de Dios que tan intensa brilla en este lugar.

La espiral del pecado.

En el evangelio se nos muestra una de estas batallas donde el mal trata de vencer al bien, la escena de la muerte de San Juan el Bautista (Mt 14, 1-12). Esa muerte es el resultado de una secuencia de pecado, una espiral del daño donde muchas veces nos vemos envueltos. La Soberbia y ostentosidad de la celebración de herodes, la lujuria ante el baile de Salomé y la venganza por parte de Herodías ante las denuncias del profeta sobre su pecado.

Casi sin darnos cuenta estamos continuamente inmersos en esos ciclos de pecado. Pecado tras pecado, el corazón que era sensible se va endureciendo, se va formando una coraza que transforma el corazón de carne, capaz de alegrarse por el bien y denunciar el mal, en un corazón de piedra (aquellos que han sufrido por el pecado de otros o se han abandonado al mal), incapaz de conmoverse, de amar y dejarse amar.

Para salir de estos bucles de mal hay tres cosas muy útiles,  nos dijo Hoser en su homilía: La oración, el ayuno (la renuncia) y la capacidad de compartir.

Límites.

Pero la mejor forma de acabar en nuestra vida con estas espirales de daño, a nosotros mismos y a los demás, es no entrar en ellas aprendiendo a respetar los límites. Desgraciadamente LÍMITE es una palabra que está muy poco de moda en nuestra sociedad, especialmente entre la juventud que soñando con una mayor libertad rechazan cualquier barrera para acabar encerrándose en oscuras celdas de soledad, dolor y decepción.

Los límites morales los encontramos en el respeto de la libertad de los demás, pero en el cristianismo los límites los ponen claramente los mandamientos de la ley de Dios «AMAR A DIOS SOBRE TODAS LAS COSAS Y AL PRÓJIMO COMO A UNO MISMO.» (Cf. Mt 22, 36-40). Muchos Cristianos ven los mandamientos como una mesa de tortura, o una camisa de fuerza, pero nada más lejos de la realidad. El Dios Cristiano es creador, nos ha hecho a su imagen y semejanza y es el que nos da los mandamientos. Ese Dios Amor sabe perfectamente lo que es bueno y malo para ti ¿Cómo pensar entonces que los mandamientos no tienen sentido? Dios los escribió en piedra, porque es el material que más perdura, cómo señal de que esas «prohibiciones y obligaciones» no pasan y son lo mejor para los hombres de todos los tiempos. Son algo así como las indicaciones de tráfico, decía Hoser, que nos marcan el camino y aseguran la llegada al Cielo.

Pero no nos engañemos, a todos nos da por saltarnos el límite de velocidad o un semáforo en ámbar de vez en cuando, a todos nos da por dejar asomar nuestro orgullo o por no ser del todo sinceros de vez en cuando. Pero lo importante es que sepamos identificar esas faltas que nos pueden llevar a salirnos de la carretera, a chocarnos, a ponernos en peligro a nosotros y a los demás. Lo importante es que sepamos reconducir nuestro coche para llegar al destino final.

Te arrancaré el corazón de Piedra.

Como decíamos antes, todas estas espirales de mal y las faltas de respeto a los límites que marca Dios y la naturaleza no nos dejan indiferentes, nos marcan, nos endurecen, nos bloquean y nos impiden el trato y el encuentro con los demás y con Dios.

Pero Dios no se desespera, siempre espera. Dios tiene siempre activo el wifi (los brazos abiertos) para que podamos reconectarnos con Él.

Hay dos lugares donde esta señal se hace especialmente potente, donde esas ondas resquebrajan la dura piedra de los corazones humanos inmersos en el pecado, LA ECUARISTÍA (Y ADORACIÓN EUCARÍSTICA) Y LA CONFESIÓN. En Medjugorje estos dos Sacramentos «transforma-corazones» cobran una gran importancia, ya que el gran anhelo de Jesús, transmitido a través de su Madre en este pueblecito de Herzegovina, es que ablandemos nuestro corazón, que desaparezcan las rocas y se convierta en tierra fértil donde Dios pueda cultivar y cosechar para dar fruto en abundancia.

Desde el antiguo testamento Dios nos promete: «os daré un corazón nuevo, y os infundiré un espíritu nuevo; arrancaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne.» (Ez 36, 26)

 

 

María nos enseña el CAMINO DE SALVACIÓN y a USAR EL CORAZÓN TRANSFORMADO para encontrarnos con Dios y con los hermanos.

En Medjugorje se repite continuamente:  ORA CON EL CORAZÓN, atiende a la misa, confiésate, lee la Palabra, ayuna, todo eso hazlo desde tu corazón que así, poco a poco, se configurará con el corazón de Cristo.

Porque sólo un corazón que se conforme con el de Cristo anhelará firmemente el bien y repudiará el mal y se acabará transformando en corazón de verdadera carne.

Porque sólo un corazón de carne será capaz de entregarse al prójimo,

sólo un corazón de carne encaja en el corazón de Jesús,

sólo en un corazón de carne funciona el Amor que se instaló en él desde que fue soñado y creado.

 

¿Qué pasa en Medjugorje?

El 3 de agosto fue otro día completo. Oración matutina y catequesis impartida por el Obispo de Toulon (Francia) Mons. Dominique Rey, especialista en nueva evangelización. La mañana terminó con los testimonios que continuaron por la tarde antes del rosario y la Santa Misa. Tras la misa tuvo lugar la procesión de María que nos ha llevado a su Hijo, terminando la noche con una adoración ante Jesús Eucaristía.

Espero que esto que os he contado sirva para entender un poco mejor porqué 50000 personas llegan a su casa con el corazón transformado, cambiando a mejor muchas cosas de su vida y de lo que les rodea. Como decíamos en le anterior post, en Medjugorje abrimos plenamente y sin reservas el corazón a Cristo, Dios coge esos corazones de piedra y los convierte en corazones de carne, y esto tiene sus consecuencias.

 

TAMBIÉN ESTAMOS AQUÍ

  • facebook
  • twitter
  • rss

publicaciones Recientes

ENTRADAS

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 265 suscriptores

ADORO ESTE BLOG (FACEBOOK)

ADORO ESTE BLOG (TWITTER)

Copyright © 2013 Pack Empresa Febe. Todos los derechos reservados.
Hosting WordPress | Web WordPress